Jueves, 25 de Marzo de 2010

Un ex alumno del San Viator presenta una denuncia por tocamientos

El religioso detenido en Chile José Ángel Arregui grababa a los estudiantes del colegio en vídeo, según la presunta víctima

EFE ·25/03/2010 - 16:30h

Un ex alumno del colegio San Viator de Huesca ha presentado en los Juzgados de la capital oscense una denuncia por posibles tocamientos a los que supuestamente le sometió el clérigo detenido en Chile José Ángel Arregui. I.G.F presentó la denuncia ante la Comisaría Provincial de Huesca y desde el pasado día 22 de marzo se tramita en los juzgados de Huesca, informan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

En la denuncia se señala que en el curso 1992/93, cuando el alumno contaba con 7 u 8 años de edad, fue llamado por el que entonces era su tutor en el Colegio San Viator de Huesca, el clérigo José Ángel Arregui, y llevado a la sala de lectura donde le sometió a los supuestos tocamientos. La denuncia alude también a que el detenido grababa con una cámara de vídeo a los alumnos del colegio en las actividades normales como clase, deporte o exámenes, según las citadas fuentes.

El religioso español José Ángel Arregui Eraña, de 53 años, fue condenado ayer a 817 días de prisión por un tribunal chileno que le encontró culpable de almacenar pornografía infantil. Arregui, profesor en algunos centros de la Comunidad de San Viator en España, fue detenido en Chile el 14 de agosto de 2009, fecha en la que ingresó en prisión preventiva a disposición de la Fiscalía Occidente de Maipú hasta el día de ayer. La Policía chilena localizó al religioso español al percatarse de que alguien descargaba pornografía infantil desde el Liceo Politécnico El Señor, en la comuna (municipio) de Renca, al norte de Santiago.

En el ordenador de la residencia los detectives de la Policía de Investigaciones chilena (PDI) descubrieron una carpeta con el nombre del detenido, en la que originalmente estaba el material pornográfico, que había sido borrado, aunque posteriormente él mismo lo entregó. Tras el cumplimiento de la pena en Chile y si la Justicia española lo solicita, Arregui podría ser extraditado a España para ser procesado eventualmente por supuestos abusos sexuales contra una quincena de menores.