Jueves, 25 de Marzo de 2010

México captura a Don Pepe, el rey de la heroína

El narcotraficante hacía llegar a Estados Unidos 200 kilos de droga al mes

MERCÈ CABANAS ·25/03/2010 - 16:27h

EFE - Miembros de la Policía Federal de México exhiben a José Antonio Medina Arreguín, alias "Don Pepe".

Resultados. Los pedían el martes los máximos responsables de la seguridad de Estados Unidos y México en la guerra contra el narcotráfico, reunidos por primera vez en la Ciudad de México. Ayer por la mañana, la Secretaría de Seguridad Pública presentaba a los medios al rey de la heroína, José Antonio Medina Arreguín, de 36 años, apodado Don Pepe.

Detenido el miércoles en el estado de Michoacán, a unos 300 kilómetros al oeste de la capital, las autoridades estadounidenses lo consideran el mayor traficante de heroína entre los dos países. Cada mes hacía pasar por la frontera de Tijuana a California unos 200 kilos de esa droga, lo que le reportaba 12 millones de dólares mensuales.

Medina producía anfetaminas que pasaba escondidas en vehículos

Don Pepe tenía una orden de detención, con fines de extradición, desde mediados del año pasado. Está acusado de distribución y venta de heroína en California.

Según las informaciones oficiales citadas por Efe, Medina lideraba una organización propia, pero mantenía buenos contactos y compartía logística con la familia Michoacana, el cártel que domina el estado de Michoacán.

Amapolas de Guerrero

Los cárteles mexicanos han aumentado el flujo de heroína a EEUU

Medina adquiría la heroína de los principales productores de amapola del estado sureño de Guerrero, según la policía. La trasladaba a Michoacán, donde además está acusado de producir anfetaminas en los numerosos laboratorios escondidos en las montañas, para trasladarla en pequeños cargamentos en compartimentos ocultos de vehículos por rutas propias hasta San Diego.

Los cárteles mexicanos son los principales traficantes del mundo de marihuana, cocaína colombiana y metanfetaminas hacía Estados Unidos, pero la heroína es sólo una parte menor de sus ingresos.

Según un informe difundido ayer por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, los cárteles mexicanos han aumentado los flujos de esas tres sustancias hacia Estados Unidos y se han hecho aún más poderosos: son los únicos presentes en todos los estados del país y se alían de manera creciente con bandas de las calles y de las cárceles.

Los traficantes mexicanos se han beneficiado de la disminución de algunos grupos colombianos y, en la actualidad, México continúa siendo la amenaza más seria para Estados Unidos en lo que respecta al tráfico de drogas, afirma del Departamento de Justicia.