Jueves, 25 de Marzo de 2010

El rey rompe su imparcialidad para apoyar las corridas de toros

Juan Carlos se declara protaurino en medio del debate político sobre la feria

J. S. ·25/03/2010 - 15:11h

EFE - El rey ha apoyado explícitamente las corridas de toros.

El rey Juan Carlos rompió ayer su imparcialidad para tomar partido sin fisuras en favor de las corridas de toros, en medio de los debates políticos abiertos en Catalunya sobre su prohibición, y en las autonomías de Madrid, Valencia y Murcia acerca de su protección como Bien de Interés Cultural. El monarca acudió a entregar los premios taurinos de la Maestranza de Sevilla, un gesto que "por supuesto", aclaró, debe entenderse como una defensa explícita de la tauromaquia. Y agregó que los sevillanos pueden contar con la visita de su hija Elena a las corridas de la Feria de Abril.

En el acto, Juan Carlos expresó su reconocimiento a la corporación que dirige la plaza sevillana por su "apuesta ejemplar en favor de las grandes tradiciones". El rey resaltó en su alocución que de la lidia "nace un mundo cultural y artístico fecundo". También quiso felicitar a los matadores galardonados como José María Manzanares y Morante de la Puebla con sus "mejores deseos de éxito para la nueva temporada".

El monarca aseguró en Sevilla que "por supuesto" apoya los festejos

A esta entrega de los Premios Universitarios y Trofeos Taurinos 2009 también acudieron el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, y la ministra de Igualdad, Bibiana Aído. El jefe del Estado, junto a la entrega de premios, aprovechó para inaugurar las obras de remodelación del coso hispalense, la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, que data de 1881. Una remodelación "airosa y bien plantada" de la "maravillosa" plaza de toros, según el rey, que se ha hecho para cumplir los requisitos de seguridad, y por la que ha perdido unas 1.500 localidades de las 13.500 que tenía, según recogió Efe.

Manifestación en Madrid

El momento escogido por el rey para acudir al albero sevillano a defender la lidia es particularmente delicado en la controversia taurina. El miércoles pasado, 15 colectivosantitaurinos y animalistas unieron sus fuerzas para convocar a la sociedad española a manifestarse el domingo en la capital contra la decisión de tres autonomías (Madrid, Comunitat Valenciana y Murcia) de proteger como bien cultural la "tortura" de los toros.

La víspera se convocó una marcha antitaurina para el domingo en Madrid

Una decisión política tomada por estas regiones gobernadas por conservadores (con Esperanza Aguirre como pionera) que nació, además, como respuesta al debate sobre su prohibición suscitado en el Parlament de Catalunya. La semana pasada, se puso allí punto y final a la ronda de comparecencias pro y antitaurinas, tras la que se inició un periodo de reflexión para los parlamentarios que desembocará en la votación definitiva, en mayo o junio de este mismo año.