Jueves, 25 de Marzo de 2010

El gobernador de la provincia de Badghis dice que "el pueblo afgano ya conoce el valor de la democracia"

EFE ·25/03/2010 - 13:01h

EFE - Soldados españoles pertenecientes a la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de la OTAN visitan ayer, miércoles 24 de marzo de 2010, una mina de carbón en Herat (Afganistán).

El gobernador de la provincia afgana de Badghis, Delbar Jan Arman, dijo ser optimista respecto al futuro de su país y aseguró que el pueblo "ya conoce el valor de la democracia", por lo que la superación del conflicto sólo requiere "paciencia, trabajo duro y apoyo de la comunidad internacional".

Arman se encuentra en España junto a una delegación de autoridades de Badghis, en el oeste del país y donde está establecido el contingente español de la misión de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF).

El objetivo del viaje es fortalecer la cooperación institucional entre España y las autoridades de Badghis y pedir más ayuda para el proceso de reconstrucción ante la amenaza de los insurgentes y terroristas de Al Qaeda.

En una entrevista con Efe en Madrid, el gobernador afirmó que tras treinta años de guerra su país "ha perdido los valores sociales, económicos y políticos y eso necesita tiempo".

"Por otro lado hay buenas noticias, tenemos un presidente elegido por voto directo, miembros del Parlamento, libertad de prensa y un montón de éxitos. Somos optimistas al futuro", dijo Arman.

No obstante, insistió en que salir de un conflicto que ha durado treinta años requiere "tiempo y trabajo duro, pero no es imposible".

Aseveró que la forma de salir del conflicto "no es sólo militar" sino que "a través del diálogo se pueden conseguir muchos éxitos".

En este sentido, Arman se refirió a aquellos ciudadanos que por motivos como la pobreza o el desempleo se han sumado a las filas insurgentes. "El objetivo es, a través del diálogo, dar oportunidades de trabajar a esa gente y traerles a una vida normal de paz y estabilidad", añadió.

Así, recordó que el presidente afgano, Hamid Karzai, ha lanzado un proceso de reconciliación y reintegración de los insurgentes que respeten la Constitución del país, pero aclaró que con los miembros de Al Qaeda "nunca" hablarán. "La única manera con ellos es eliminarles", matizó el gobernador de Badghis.

Insistió en que es optimista y en que Afganistán tendrá un "futuro bastante bueno". "El pueblo afgano ya ha cogido los primeros pasos hacia la democracia a través de las elecciones y otros éxitos y ya conocen el valor de la democracia", añadió.

"Están cansados de guerra y no quieren volver al régimen talibán o a ningún otro conflicto", consideró.

La delegación afgana permanecerá hasta mañana en Córdoba (sur español) para mantener encuentros institucionales y visitar la famosa mezquita-catedral de esa ciudad andaluza, y el centro de interpretación del yacimiento arqueológico de Medina Azahara.