Jueves, 25 de Marzo de 2010

España y Alemania escenifican el choque europeo en torno a Grecia

Todavía no hay pacto, ni se sabe la cantidad ni cómo se financiaría el plan de rescate, del que España aportaría un 12,5%

PUBLICO. ES / AGENCIAS ·25/03/2010 - 11:25h

REUTERS - Merkel y Zapatero encabezan las diferencias de la UE respecto al rescate griego.

Las posturas no se mueven ni un ápice en Bruselas sobre la posibilidad de ayudar a Grecia. España y Alemania son los mejores ejemplos del desacuerdo que existe en torno a la cuestión, que ha sido discutida hoy por los líderes europeos en el Consejo europeo.

Mientras la canciller alemana, Angela Merkel, sostiene que Grecia no es insolvente y que una ayuda de la UE o del Fondo Monetario Internacional debe ser "el último recurso", el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, aboga por no retrasar más la ayuda al país heleno. Hay que trabajar para encontrar una "solución europea" al "problema" de endeudamiento de Grecia, ha dicho.

Zapatero apuesta por un plan conjunto de la UE

Fuentes de Moncloa han declarado que España se ha comprometido a aportar un 12,5% --calculado en función del PIB y la población de los países participantes-- del dinero del posible plan que la UE acometería en defensa de Grecia. De este plan, bloqueado por la oposición alemana, no se sabe gran cosa todavía, ya que no se ha decidido ni la cuantía total ni cómo se financiará ese rescate, ni siquiera si será el FMI o la UE el organismo que soporte el peso del mismo. 

Zapatero apuesta por la UE y por intervenir ya mismo. Defendió que esperar más tiempo supondrá encarecer la operación y aumentar el riesgo tanto para Grecia como para los países de la eurozona que aporten las ayudas. Abogó además por un plan conjunto del Eurogrupo y resaltó que no bastaría únicamente una operación conjunta de Francia y Alemania.

El presidente del Gobierno considera imprescindible "atraer a Alemania al corazón de Europa" porque se trata de "la primera vez" que Berlín se aleja de esta posición central con motivo del debate de Grecia, señalaron las fuentes de Moncloa. 

Merkel quiere esperar

Angela Merkel está decidida a esperar. Afirmó hoy que "el euro es más estable de lo que nunca lo fue el marco" e insistió en que no es necesario todavía acordar ayudas para contribuir al rescate de las finanzas de Grecia.

En una declaración de gobierno ante el Bundestag, Merkel recordó que hasta ahora no ha sido necesario gastar un euro en ayudas para Grecia y subrayó que este país no ha caído en la insolvencia, ha presentado un ambicioso plan de ahorro y ha logrado colocar con éxito su deuda pública en los mercados internacionales. La jefa del gobierno alemán reconoció, sin embargo, que la insolvencia de un solo miembro de la Eurozona puede traer consigo "gravísimos riesgos" también para Alemania, pero se mostró convencida de que la situación actual será superada con éxito por la Unión Europea.

 "Sí Grecia cae, habrá un tsunami financiero"

Si la zona euro no acuerda un plan de ayuda a Grecia se corre el riesgo de un "tsunami" financiero en otros países de la UE, advirtió hoy Viviane Reding, comisaria europea de Justicia y una de los siete vicepresidentes de la CE.

"Hay que ayudarle, porque no hacerlo tendrá una influencia sobre todos los demás que no van tan bien, como España y Portugal, como Inglaterra, como Francia", afirmó Reding en unas declaraciones a la cadena de radio Bel RTL.

Preguntada sobre el caso británico, Reding precisó que la situación presupuestaria del Gobierno de Londres está "muy, muy mal", ya que tiene "un presupuesto de austeridad muy duro".

A pesar de que Grecia ha cometido "bastantes errores", es un miembro de la familia de la zona euro. "Hay un país que está en dificultades y hay que ayudarle porque si no lo hacemos habrá un tsunami en otros países. Hagámoslo", recalcó.

Por su parte, el primer ministro griego, George Papandreu, pidió este jueves a los líderes de la Unión Europea, que se reúnen esta tarde en Bruselas en el Consejo Europeo, asumir el "reto europeo" de aprobar un plan para rescatar a Grecia de manera que se pueda garantizar el fortalecimiento de la eurozona.

"Por supuesto hoy el reto es europeo", dijo Papandreu a la prensa antes de participar en la reunión del Partido Socialista Europeo previo a la cumbre. "Es un reto europeo para garantizar que fortalecemos la eurozona y reforzamos la cotización del euro", señaló. A su juicio, garantizando esto también se logrará una vía más próspera y segura para la economía europea.

Además, recordó que Grecia está decidida a asumir su "propios problemas" y a "poner su casa en orden". En este sentido, recordó que se han tomado importantes decisiones y adoptado reformas radicales en el país de manera que Grecia, según él, en la vía para convertirse en una economía "viable, próspera y más transparente".

Noticias Relacionadas