Jueves, 25 de Marzo de 2010

Interrogado un pirata francés que se hizo con el control de Twitter

Entre otras fechorías se introdujo en la cuenta de Obama o Britney Spears

PÚBLICO.ES ·25/03/2010 - 10:47h

Captura en la que el pirata demuestra que tuvo acceso a la cuenta de un alto empleado en Twitter.

Un francés de 25 años y en paro ha sido interrogado por gendarmes galos y cuatro miembros del FBI como principal sospechoso de la intrusión en la red social de microbloggin Twitter del año pasado.

El juicio por el 'asalto' se celebrará el próximo 24 de junio. El acusado se enfrenta a una condena de hasta dos años de cárcel.

Conocido por su apodo de Hacker Croll, el cracker logró penetrar en el sistema y hacerse con su control total, hasta el punto de que podía crear y borrar cuentas y robar información confidencial a su antojo.

Entre los afectados se encuentran el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la cantante Britney Spears o el actor Ashton Kutcher. También accedió a la cuenta de Jason Goldman, director de gerencia de producto de Twitter.

En este último caso, Hacker Croll aseguró que obtuvo la contraseña de Goldman en Twitter tras acceder a su cuenta de Yahoo: "Uno de los administradores tiene una cuenta de Yahoo, he reseteado la contraseña al contestar su pregunta secreta. En el buzón de entrada encontré su  contraseña de Twitter", relató en un foro. "Sólo usé ingeniería social, ningún exploit, ninguna vulnerabilidad, ninguna puerta trasera, ninguna inyección sql".

 Desde la cuenta de Obama, Hacker-Croll redactó un mensaje que enviaba a una web donde se podía conseguir combustible. En la cuenta de Britney hacía referencia a su vagina: "Mide unos 4 pies (unos 121 cm) y tiene dientes afilados y puntiagudos". En la cuenta del locutor de la CNN Rick Sanchez 'colgó': "Ahora estoy puesto de crack y es posible que no vaya a trabajar".

Bill O'Reilly, comentarista de la cadena de ultraderecha Fox News, también fue una de sus presas. En su página de Twitter escribió: "Bill O'Reilly es gay". 

Vanidad sin ánimo de lucro

El acusado ha prestado declaración en la localidad francesa de Clermont Ferrand. "No quería conseguir dinero. Simplemente intentaba demostrar que era capaz de acceder a cuentas de los usuarios de Twitter. La mejor prueba de ello es que realizó pantallazos de determinada información confidencial que intentó 'colgar' en blogs de piratas o hackers", apunta Adeline Champagnat, de la unidad de cibercrimen.

Hacker Croll publicó hasta 13 pantallazos que demostraban su fechoría, aunque los retiró tras conocer que Twitter se había puesto en contacto con el FBI.

La investigación comenzó en julio de 2009, cuando los servicios de investigación de EEUU se percataron de sus actividades. Por ello, se alertó a las autoridades francesas y, con su colaboración, se ha podido detener al acusado en la céntrica localidad parisina de Puy-de-Dôme.