Jueves, 25 de Marzo de 2010

El temido Gerard Mortier entra en el Teatro Real sin morder

"Me gustaría trabajar con textos de García Lorca y de Onetti". De momento, tiene cinco años para hacerlo

PAULA CORROTO ·25/03/2010 - 08:30h

PAULA CORROTO - Gerard Mortier.

La expectación ante la presentación de la primera temporada de Gerard Mortier al frente del Teatro Real era grande. La sala de prensa estaba llena de periodistas de toda Europa. Sin embargo, cuando Mortier, considerado el enfant terrible de la ópera, empezó a desgranar el programa para 2010/ 2011 en un esforzado español, el interés pareció diluirse.

El director belga avisó: "Esta es una temporada de transición". De ahí que se haya mantenido la línea del anterior director, Antonio Moral, y se hayan recuperado óperas como Las bodas de Fígaro, de Mozart, una reposición de la producción de 2008. Como creación propia del Real, solamente La página en blanco una especie de thriller operístico compuesto por Pilar Jurado y que se estrenará en marzo de 2011 cumple la directriz de Mortier de apostar por producciones novedosas. El director, sin embargo, insistió en la que parece ser la joya de la nueva temporada: San Francisco de Asís, de Olivier Messiaen, una ópera de seis horas que se representará en la Caja Mágica. "Es una obra del siglo XX que resistirá 500 años", afirmó.

El siglo pasado es de gran interés para Mortier. Por esa razón, aparte de la obra de Messiaen, también ha programado Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny, Król Roger y The turm of the screw. Forma parte de su desafío por hacer llegar la música contemporánea al actual público del Real.

El belga es consciente de que se espera más de él. Por eso desveló algunas de sus próximas intenciones: "Me gustaría trabajar con textos de García Lorca y de Onetti". De momento, tiene cinco años para hacerlo.