Jueves, 25 de Marzo de 2010

El ex president habló con el fiscal jefe

Jaume Matas quería que asistiera a su interrogatorio

A. G. ·25/03/2010 - 00:30h

El fiscal superior de Balears, Bartomeu Barceló. - efe

Bartomeu Barceló, fiscal superior de Balears y el hombre que en junio de 2009 impidió a Anticorrupción interponer denuncia contra el ex president por presunto cohecho tras investigar su patrimonio, habló con Jaume Matas el lunes pasado por teléfono. Como adelantó ayer Diario de Mallorca, Matas pretendía que Barceló acudiera a su interrogatorio judicial.

La llamada, como todas las de Matas, fue interceptada por la Guardia Civil. Ayer, Barceló confirmó a Público que tal llamada existió. Y que se produjo el lunes, cuando Matas ya se encontraba en España de vuelta de Estados Unidos. El fiscal superior de Balears enfatizó que nada noticioso hubo en la charla con el principal imputado en el caso Palma Arena. "Fue una conversación particular donde él me pidió con toda corrección si yo podía asistir a las declaraciones que tenía que prestar ante el juez de instrucción", adujo Barceló.

Barceló confirmó la charla telefónica, pero le restó importancia

"Nada que ver"

A la pregunta de si informó al juez instructor, José Castro, sobre la llamada de Matas, Barceló reaccionó con signos de extrañeza. No tenía por qué comunicarle nadaalegó dado que lo que hablaron "nada tenía que ver con la causa" por la que se investiga al ex presidente balear. Barceló sí informó personalmente a Pedro Horrach, uno de los dos fiscales Anticorrupción a quienes cortó las alas en junio del año pasado en la investigación de Matas.

"A los cinco minutos de la llamada, se lo conté personalmente", explicó Barceló. La versión del fiscal, quien insiste en que su conversación tenía índole "privada", fue confirmada por este periódico. En teoría, sólo el juez Castro y los fiscales anticorrupción sabían que los teléfonos de los imputados seguían pinchados.

El fiscal impidió en su día a Anticorrupción denunciar a Matas

En aquel momento, y después de que el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, hubiera denegado a Anticorrupción una prórro-ga para concluir sus indagaciones, Barceló les arrebató el caso. Ayer, sin embargo, Barceló argumentó que rehusó la petición de Matas para que acudiera a su cita con el juez porque los fiscales anticorrupción son "quienes lo llevan" y no dependen jerárquicamente de él.

Fue el juez Castro quien evitó que acabase en la basura la investigación de los fiscales Anticorrupción sobre Matas y su palacete. El magistrado cree que el desvío de fondos en el velódromo y el enriquecimiento de Matas guardan conexión.