Jueves, 25 de Marzo de 2010

El israelí que echó Londres era el jefe del Mosad allí

David Miliband no dijo en ningún momento si podría ser reemplazado y por cuánto tiempo estaría expulsado del país

DANIEL DEL PINO ·25/03/2010 - 01:00h

David Miliband.

Un día después de que el Gobierno británico decidiera expulsar a un miembro de la embajada de Israel en Londres, hay dos cosas claras. Por un lado, todos los medios dan por hecho que se trata del responsable del Mosad en Reino Unido, aunque su identidad no haya sido revelada. Por otro, que el ministro de Exteriores, David Miliband, no dijo en ningún momento si podría ser reemplazado y por cuánto tiempo estaría expulsado del país.

Aun así, la radio pública israelí aseguró que el Gobierno ya le está buscando sustituto y que enviará a su reemplazo "pronto".

Asesinato en Dubai

El Foreign Office invitó al diplomático a irse tras demostrarse que Israel había falsificado 12 pasaportes de ciudadanos británicos para infiltrarse en Dubai y asesinar a un líder de Hamás.

La noticia fue recibida en Reino Unido como un duro golpe a la política antiterrorista israelí y un aviso de que no puede hacer lo que quiera impunemente.

El ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, dijo estar "decepcionado" por la decisión. El Mosad ni se molestó en desmentir a Miliband. Quizá porque Israel está más centrado en negociar con EEUU una salida al encontronazo diplomático por los asentamientos en Jerusalén o porque sabía de antemano que las represalias de Londres eran temporales.

De manera velada, desde Israel empieza a circular la idea de que la expulsión es una estrategia del primer ministro, Gordon Brown, para captar los votos de tres millones de musulmanes a seis semanas de las elecciones.