Jueves, 25 de Marzo de 2010

La Resistencia de Honduras denuncia una ola de asesinatos

Un maestro y tres periodistas pro Zelaya mueren en un mes

DANIEL LOZANO ·25/03/2010 - 01:00h

ORLANDO SIERRA / AFP - Una policía y dos mujeres contemplan el cadáver de Flores.

José Manuel Flores yace contra el piso. Su camisa blanca tiene un agujero de sangre en medio de la espalda. Flores, profesor del Instituto San José del Pedregal, uno de los barrios más calientes de Tegucigalpa, ya no volverá con sus alumnos. Un grupo de jóvenes que accedió al centro educativo lo mató de un disparo. El maestro había destacado como miembro de la Resistencia tras el golpe de Estado del 28 de Junio. La fotografía del hombre asesinado golpeó a un país que no quiere acostumbrarse a los constantes latigazos de la violencia, pero que convive a diario con ellos.

"Los organismos de seguridad del Estado nos mataron a otro compañero, era un hombre muy claro ideológicamente. ¿Quién más lo pudo haber matado?", denunció a AFP el dirigente sindical Luis Sosa, uno de los líderes de la Resistencia. Las investigaciones policiales, en cambio, van por otro lado y apuntan a que un grupo de mareros (pandilleros), temidos en el colegio, mataron a Flores porque este se atrevió a plantarles cara.

"Manuelito fue ejecutado por tres asesinos en el interior del colegio donde impartía el pan del saber, frente a la mirada atónita y el pánico de sus propios alumnos y compañeros de labores. Nosotros sabemos quiénes son los responsables del acto: los golpistas de antes y los golpistas de turno", clamó Jorge Amaya, otro dirigente educativo, quien definió a Flores como "mártir de la Resistencia".

Rasel Tomé, mano derecha del ex presidente Manuel Zelaya, recién llegado a Honduras desde el exilio de Santo Domingo, exigió ayer a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a la ONU que regresen de inmediato a Honduras "para proteger los derechos humanos ante la brutalidad de este régimen".

El nuevo coordinador de la Resistencia denunció a Público que los seguidores de Zelaya están sufriendo "persecución política, asesinatos y represión. Nos han matado al maestro Flores porque vivimos en una impunidad provocada por los coautores del golpe de Estado, ahora en el Gobierno, y por grupos paramilitares", afirmó Tomé. El Frente de Resistencia ha convocado una gran marcha de protesta para hoy.

30 disparos

El asesinato de Flores se une al de tres periodistas en un mes. La muerte de uno de ellos, Nahum Palacios, director de noticias del Canal 5 del Aguán, tras recibir 30 disparos, provocó la "profunda preocupación" de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Palacios había expresado públicamente su rechazo al golpe. Fue amenazado días antes de su asesinato por la cobertura que realizaba en el Aguán, donde también fueron asesinados dos campesinos. Cooperativas mantienen una dura lucha contra el terrateniente Miguel Facussé, al que Palacios había responsabilizado de cualquier acción violenta contra su vida.

La Unesco (Organización de Naciones Unidas para Educación, Ciencia y Cultura) reaccionó de inmediato ante estas muertes y exigió al presidente Porfirio Lobo que hiciera "todo lo que esté a su alcance para lograr que los autores sean procesados y mostrar así que la impunidad no se tolera en Honduras".