Miércoles, 24 de Marzo de 2010

Matas se desvincula del sobrecoste del Palma Arena

Justifica ante el juez que el aumento de su patrimonio se debe a los ingresos de su familia en los últimos años, sin dar más detalles

AGENCIAS ·24/03/2010 - 22:23h

EFE - El ex presidente del Gobierno balear, Jaume Matas, abandona los juzgados de instrucción de la capital balear.

El ex presidente de Baleares Jaume Matas se ha desvinculado este miércoles ante el juez de la gestión económica y administrativa del velódromo Palma Arena, cuya construcción costó más del doble de lo presupuestado, y ha justificado el incremento de su patrimonio personal en sus ingresos familiares.

Matas ha declarado durante casi seis horas en sesión de mañana y tarde y ha respondido a preguntas sobre el incremento de sus bienes en la legislatura pasada, cuando era presidente de Baleares, y la construcción del Palma Arena.

Sobre el primer asunto, ha argumentado que el aumento de sus bienes se debe a sus ingresos y rentas familiares, según fuentes jurídicas consultadas por Efe.

Respecto al velódromo palmesano, cuyo coste se incrementó de 48 a 110 millones de euros, el ex ministro de Medio Ambiente ha argumentado que él tomó la decisión y fue el responsable político de su edificación, aunque se ha desvinculado totalmente de la gestión administrativa posterior por cuanto no le correspondía como mandatario autonómico.

"El presidente no está para estas cosas", ha aseverado Matas ante las preguntas sobre el proyecto y su desarrollo hasta su inauguración, a principios de 2007. En este sentido, ha dicho que confiaba plenamente en las personas que gestionaron el proyecto ya que eran de su total confianza.

Incrimina a 'Pepote'

Se ha referido al ex director general de Deportes y campeón olímpico, Jose Luis 'Pepote' Ballester, imputado en el caso, y ha dicho que era quien gestionaba el velódromo, al tiempo que ha apuntado que no se reunió más de seis veces con él para hablar del pabellón.

Esto contradice las declaraciones de algunos imputados, como la que fue su jefa de gabinete, Dulce Linares, quien aseguró al juez que las decisiones "más importantes" del velódromo las tomaba Ballester, pero siempre "previa consulta" con Matas.

Matas también se ha desvinculado de la concesión de la obra a Melchor Mascaró y FCC y el posible amaño de la misma, así como de la contratación de los arquitectos por un procedimiento administrativo supuestamente inadecuado.

Matas está de nuevo citado mañana a las 9.00 horas para declarar, en una jornada que se espera larga dados los numerosos temas todavía por tratar y la extensión de las preguntas y respuestas durante el interrogatorio.

Antes de Matas ha comparecido ante el juez su mujer, Maite Areal, quien se ha negado a declarar, lo que sí ha hecho su amigo y ex presidente de Gesa-Endesa, Bartomeu Reus, que ha negado haber ejercido de testaferro del ex presidente en la compra de un piso de lujo en Madrid.

Reus ha aportado documentos que le acreditan como propietario de esta vivienda que tiene alquilada a la familia Matas.

Mientras tanto, Rafael Perera, abogado del ex presidente, de su mujer y de su cuñado, Fernando Areal, ha anunciado que presentará un recurso para que se eliminen del sumario las conversaciones "pinchadas" con sus defendidos presentadas ayer por sorpresa por el juez, al entender que violan el derecho a la defensa.