Jueves, 25 de Marzo de 2010

La trama tuvo información privilegiada de la visita papal

El PP valenciano denunciará a Ángel Luna por violar el secreto de sumario

SERGI TARÍN ·25/03/2010 - 00:30h

El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, ayer en Les Corts. - Juan Navarro

Desdén y silencio. Esta es la dieta que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, suministra a la oposición cada vez que le pregunta sobre la Gürtel. Ayer, en Les Corts, se vivió el último ejemplo. El portavoz del PSPV-PSOE, Ángel Luna, cuestionó a Camps sobre el coste de la visita del Papa a Valencia en julio de 2006 y el negocio que supuestamente realizaron las empresas de la trama a través de Canal 9, emisora que obtuvo la señal institucional del evento.

Luna enarboló en el hemiciclo un nuevo informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales donde, según desveló, se explica cómo el entramado Gürtel abonó minuciosamente el terreno siete meses antes de la llegada del Papa para obtener lucrativos contratos gracias a Radiotelevisión Valenciana (RTVV). El socialista apuntó que tres empresas de la trama quedaron bajo el paraguas de Teconsa, constructora que recibió el encargo de Canal 9 de sonorizar el acto principal. Por esta tarea percibió 6,5 millones. De esta cifra, 957.000 euros fueron a parar a los bolsillos de la Gürtel.

Camps siguió el relato de Luna con una sonrisa de desaire y sintetizó en un renglón su turno de réplica: "Esto es un esperpento". Luna aplaudió su "modelo de precisión" y continúo desgajando el informe para describir las relaciones entre el emisario de la trama en Valencia, Álvaro Pérez, El Bigotes, y Pedro García, director general del ente público en aquel momento. De hecho, García, en febrero de 2009, sustituyó a Francisco Correa, en prisión, como padrino en el bautizo de la hija de Pérez. Seis meses después, dimitió como director de RTVV después que Garzón lo vinculara en su auto con el escándalo de los trajes.

Su sucesor, José López Jaraba, se ha negado sistemáticamente a mostrar a la oposición los contratos de Canal 9 con Teconsa. "Un paradigma de falta de transparencia y abuso de poder", manifestó ayer Luna, quien recordó que no sólo la Justicia ha puesto en jaque esta concesión. El último informe de la Sindicatura de Cuentas destapa irregularidades en la adjudicación a Teconsa, que se realizó "por procedimiento negociado y sin publicidad".

Luna, que no quiso facilitar a la prensa copias del informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales, aseguró que se elaboró a partir de la información almacenada en un lápiz de memoria incautado durante un registro en Madrid. Según el portavoz socialista, el pen drive contenía una carpeta denominada "Visita Papa" con diversos documentos de contabilidad con partidas de gastos e ingresos que avalarían la tesis del reparto de contratos en beneficio de la trama.

Secreto de sumario

En una rueda de prensa convocada por la tarde, el PP anunció que denunciarán a Luna "por revelar un informe policial que se encuentra bajo secreto de sumario". Así lo expresó el secretario general de los conservadores valencianos, Antonio Clemente, que pidió la dimisión del socialista por cometer "un delito importante e intentar destruir el estado de derecho". También exigió explicaciones a los ministros de Interior y de Justicia. Luna dijo tener la "conciencia tranquila" y que no había cometido "ningún delito".

Por su parte, Camps, tampoco ofreció ayer una cifra global del coste de la visita del Papa, un asunto tabú para el PP. Se refirió a los números que su consejero de economía facilitó en octubre y que rondan 1.900.000 euros de aportación del Consell a la fundación V Encuentro Mundial de las Familias, integrada por la Generalitat, el ayuntamiento, la diputación y el Arzobispado. Camps reconoció que aún quedan algunas "partidas mínimas" por cuadrar. "Si son mínimas, ¿por qué destinaron en diciembre, sólo dos meses después, dos millones a esta fundación?", pregunto Luna. Esta vez no hubo respuesta.