Jueves, 25 de Marzo de 2010

Mickeal, el perfeccionista

El jugador del Barcelona, clave en la victoria de su equipo ante el Real Madrid, busca ser perfecto en su juego

MIGUEL ALBA ·25/03/2010 - 08:00h

FERNANDO ZUERAS - Pete Mickeal.

"Trabajo para el partido perfecto. Eso es lo que me falta. La final de la Copa del Rey de hace dos temporadas se acercó, pero no fue suficiente. Cada día trabajo para meter cada tiro libre, acertar en cada defensa... A lo mejor no es posible, pero es lo que busco, no quiero pensar que no se puede. Cada día busco la perfección. Dicen que no es posible, quizás no, pero yo quiero intentarlo". La parrafada de Pete Mickeal delata su propuesta. La de un tipo siempre dispuesto al sacrificio, a la suma,que no le frustra no sentirse protagonista, aunque él siempre lo persiga. Lo hizo el pasado martes, cuando el Barça necesitó un referente, y pretende repetirlo hoy para dejar al Madrid en un estado de agonía continua en la búsqueda de la Final Four de París.

Su tozudez con lo exquisito se forjó en los Knicks de Larry Johnson, Spreewell o Marcus Camby... Un vestuario que a los 22 años llenó de valores a Mickeal. "Con ellos, mejoré como persona fuera de la pista. Me enseñaron a ser responsable y trabajar cada día, incluso aunque no juegues".

Una circunstancia que ni contempló Ivanovic, en Vitoria, ni ahora Xavi Pascual. "El único líder que tenemos en el equipo", ahonda Mickeal sobre su técnico, que ayer insistió a su grupo sobre la constancia y la falta de precipitación. Un argumento que también maneja Messina. "Debemos ser constantes durante 40 minutos, porque con 33 no es suficiente", explica el italiano, reafirmado en que su equipo puede devolver la eliminatoria a Madrid con un triunfo. "Nos hemos reafirmado en que podemos ganar un partido", defiende Garbajosa. Para ello, el Madrid necesita reivindicarse desde el perímetro e insistir con la sensibilidad mostrada en el rebote.