Jueves, 25 de Marzo de 2010

Mourinho se carga al traidor Balotelli

La última ocurrencia del delantero del Inter, enfundarse la camiseta del Milan, ha provocado que Mourinho, técnico interista, lo aparte del equipo

A. L. MENÉNDEZ / AGENCIAS ·25/03/2010 - 08:00h

A. L. MENÉNDEZ / AGENCIAS - Secuencia de la actuación de Balotelli.

La vida de Mario Balotelli Barwuah nunca ha sido fácil, pero él se empeña en complicarla aún más. La última ocurrencia del delantero del Inter, enfundarse la camiseta del Milan, ha provocado que Mourinho, técnico interista, lo aparte del equipo. "Mario no está en forma física ni mentalmente", sentenció Massimo Moratti, presidente del club, tras conocer lo sucedido.

El segundo apellido del joven futbolista, Barwuah, delata su origen. Nació hace 19 años en Palermo, hijo de una pareja de inmigrantes ghaneses. A los tres años, un tribunal de Brescia lo entregó en custodia a la familia Balotelli, en la que se crió y se hizo futbolista. Desde muy joven supo utilizar su físico poderoso para marcar goles, lo que le colocó en la agenda del Manchester y el Barça, entre otros grandes.

Apoyo de Berlusconi

Finalmente, el Inter lo fichó en 2006. Por supuesto, sus dirigentes desconocían que el equipo favorito de Balotelli siempre ha sido el vecino rival. "Si pienso en Milán (ciudad), ¿qué cosa me viene a la cabeza? Obviamente, el Milan (club)", confesó hace un mes en una entrevista. El pasado martes, un programa satírico de Canal 5, propiedad de Silvio Berlusconi, presidente del Milan, le regaló una camiseta rojinegra con su dorsal, el 45, y su nombre. El jugador del Inter la exhibió sonriente ante la cámara y luego, cuando creía que ya no le grababan, se la puso con mimo. "Mario tiene el alma rossonera", presumió ayer Berlusconi.

Balotelli ha padecido insultos racistas en varios campos de Italia, no obtuvo la nacionalidad italiana hasta hace un año y no ha sabido manejar su creciente fama. Así, se le ha relacionado con varias modelos, no rehúye la juerga y ha sido fotografiado en compañía de Fabrizio Corona, un paparazzo sin escrúpulos condenado por extorsionar a personajes famosos. Pero ninguno de esos errores le pasará tanta factura como el exhibirse con los colores del Milan. Pretendido por el Manchester City, sus días en el Inter están contados.