Miércoles, 24 de Marzo de 2010

La informática traspasa los muros de prisión y ayuda a los presos a reinsertarse

EFE ·24/03/2010 - 20:15h

EFE - Reclusos de la cárcel de Córdoba asisten a la clase de tecnología informática, unos cursos que han traspasado los muros de las cárceles andaluzas y ha contribuido a que los jóvenes presos no sólo aprendan a utilizar los ordenadores como herramienta para la reinserción personal y laboral, sino a sentirse útiles y desarrollar su capacidad creativa.

La tecnología informática ha traspasado los muros de las cárceles andaluzas y ha contribuido a que los jóvenes presos no sólo aprendan a utilizar los ordenadores como herramienta para la reinserción personal y laboral, sino a sentirse útiles y desarrollar su capacidad creativa.

"Es una manera de evadirse de los muros", ha indicado a Efe uno de los presos del centro penitenciario de Córdoba, mientras que ha explicado que el curso de informática le ha permitido mejorar la redacción de los apuntes para la carrera de Derecho que estudia en la cárcel así como para escribir las cartas a su familia.

Como este preso, un total de 1.240 participarán este año en una nueva edición del proyecto "SOLCE": Intervención,inserción e incursión digital" que desarrolla el Centro de Iniciativas para la Cooperación, CIC-Batá y el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) desde hace diez años.

"Antes no sabía encender un ordenador y ahora intento hacer un corto en 3D ", ha contado otro reo que sueña con finalizar una película de ciencia ficción sobre marcianos, ya que según el monitor de la clase, Juan Cerapeto, es uno de los alumnos más aventajados.

"Poco a poco salimos adelante", ha indicado un joven que saldrá pronto de prisión, al tiempo que se ha mostrado optimista y ha dicho que "espera poder encontrar un buen trabajo cuando finalice la condena".

Además, durante la visita que ha realizado hoy el director del IAJ, Raúl Perales, a la prisión cordobesa, ha destacado a los periodistas que las tres líneas fundamentales de este programa son la alfabetización digital para el empleo, la orientación laboral, y la animación sociocultural.

Perales ha subrayado la importancia de que los internos reciban nociones sobre informática, ya que este tipo de formación es crucial para poder acceder al mercado laboral y favorece que no estén "excluidos" de la brecha digital.

Por su parte, la directora de la prisión, Ana Martín, ha recalcado el "éxito" de este proyecto, ya que ayuda a que los jóvenes internos se inserten laboralmente y ha agradecido el trabajo y es esfuerzo de entidades como CIC Batá y el IAJ.

Además de los cursos que se imparten en Córdoba, el IAJ ha informado a EFE de que durante 2010 participarán en Cádiz un total de 80 jóvenes en actividades relacionadas con la inserción laboral, en Jaén asistirán 65, en Granada se formará a más de 50, en Almería participarán 20 y entre Sevilla, Córdoba y Málaga lo harán 1000.