Miércoles, 24 de Marzo de 2010

El Plan de Trata libera a 1.300 víctimas en 2009

Rubalcaba y Aído analizan el aumento de las detenciones

MAGDA BANDERA ·24/03/2010 - 19:17h

Pérez Rubalcaba y Aído hicieron balance del primer año de aplicación del plan integral de lucha contra la trata de seres humanos. EFE

Un total de 1.301 víctimas de trata obligadas a prostituirse fueron identificadas y atendidas durante el primer año de funcionamiento del Plan Integral de Lucha contra la Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual, que entró en vigor en diciembre de 2008. El dato, hecho público este miércoles por el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una comparecencia conjunta con la titular de Igualdad, Bibiana Aído, supone un incremento del 41% respecto al año anterior.

La cifra de detenidos por traficar con personas para esclavizarlas sexualmente también creció en 2009 en un 34%. En total, 726 personas fueron detenidas por delitos relacionados con la explotación sexual y la trata de seres humanos. El 66% de ellas son hombres.

Las detenciones están relacionadas con el aumento de las inspecciones administrativas en locales donde se ejerce la prostitución. Las actuaciones, centradas en "clubs de alterne" y "hoteles-plaza", detectaron 6.157 víctimas potenciales, con una media de siete posibles víctimas por local intervenido. Finalmente, se descartó que 4.856 de ellas fueran esclavas sexuales.

Al ser preguntado sobre los motivos para no identificarlas como tales, el ministro argumentó que así lo habían determinado las autoridades policiales. Sin embargo, no supo precisar cuántos agentes han recibido formación en esta materia desde que entró en vigor el Plan.

Proceso de identificación

La formación de las autoridades competentes para que sepan identificar a las víctimas es uno de los principales objetivos marcados por el Ministerio de Igualdad, ya que se trata de un proceso complejo. La mayoría de ellas suele negar en un primer momento estar prisionera u obligada a ejercer la prostitución ante las amenazas de sus captores, que se extienden a sus familiares en el país de origen. También temen ser repatriadas. Tal como explicó Rubalcaba, el 50% de las víctimas extranjeras identificadas en 2009 se hallaba en situación irregular.

El porcentaje de sin papeles afectadas por esta práctica se ha reducido desde que Rumanía, uno de los principales países de origen, ingresó en la UE. Este es uno de los motivos por los cuales en el proyecto de ley de Código Penal, pendiente de su aprobación parlamentaria, diferencia el delito de trata del de tráfico de seres humanos.

El Plan de Trata también ha introducido un cambio legislativo en la Ley de Extranjería, en vigor desde el pasado diciembre. En su artículo 59 bis concede un período de reflexión de "al menos, 30 días" a las víctimas para que decidan si quieren colaborar con la Policía. Hasta el momento, se ha solicitado en tres ocasiones y no se ha concedido en ninguna.

Noticias Relacionadas