Miércoles, 24 de Marzo de 2010

El Deportivo no tendrá entrenadores en el banquillo ante el Getafe

EFE ·24/03/2010 - 18:06h

EFE - El entrenador del Deportivo de la Coruña, Miguel Ángel Lotina (d), durante el encuentro correspondiente a la vigesimoctava jornada de primera división, que le enfrentó en el estadio del Molinón, y que ha finalizado con el resultado de 2-1 a favor del equipo asturiano.

El Deportivo no tendrá entrenadores en el banquillo en el encuentro del domingo ante el Getafe salvo que prospere el recurso que el club tiene previsto presentar por la expulsión de Miguel Ángel Lotina.

Tanto el primer técnico como el segundo, José Luis Ribera, fueron expulsados por el colegiado madrileño Rubinos Pérez en el encuentro con el Sporting de Gijón ayer en el campo de El Molinón.

Al tener a ambos entrenadores sancionados, el Deportivo no tendrá técnico en Riazor y será el preparador físico, Eduardo Domínguez, el que dará instrucciones a sus jugadores ya que tiene licencia para sentarse en el banquillo.

Además, el club coruñés intentará que otro preparador físico, José Ángel Franganillo, también pueda estar en el banquillo de Riazor ante el Getafe.

En el acta de Rubinos Pérez aparece recogido que la expulsión de Lotina fue consecuencia de "protestar de forma ostensible, en voz alta y gesticulando con los brazos, distintas decisiones mías, tras haber sido advertido varias veces con antelación por parte del asistente Nº1 de no incurrir en dichas actitudes".

Mientras, a Ribera le expulsó, según el acta, por "dirigirse al árbitro asistente nº1 en los siguientes términos: "ya sólo os falta bajaros los pantalones y que os den por el culo".

En el encuentro, el árbitro mostró además la tarjeta roja a Dani Aranzubia por "derribar a un adversario que jugaba el balón, impidiendo así una manifiesta ocasión de gol al equipo contrario", y al defensa Alberto Lopo, que se dirigió al árbitro "en los siguientes términos: 'hijo de puta, eres muy malo'".

"Tras serle mostrada la tarjeta roja continúa repitiendo la frase por lo menos en otras dos ocasiones. Así mismo cuando se dirigía hacia el túnel de vestuarios repite la frase al árbitro asistente Nº1", insiste el colegiado en el acta.