Miércoles, 24 de Marzo de 2010

Manolo Jiménez, destituido como entrenador del Sevilla

Después de que el equipo haya empatado ante el colista Xerez en el Sánchez Pizjuán

AGENCIAS ·24/03/2010 - 00:54h

Mnaolo Jiménez, en un momento del partido contra el Espanyol. EFE

El entrenador del Sevilla, Manolo Jiménez, ha sido destituido esta noche de su cargo en una decisión que ha tomado el club después de que el equipo haya empatado ante el colista Xerez en el Sánchez Pizjuán.

El club ha confirmado a Ramón Orellana, preparador físico de la primera plantilla, como su sustituto provisional. Orellana llegó al club en la época de Joaquín Caparrós -hace diez años-, y estará acompañado de Nacho Oria, encargado también de la parcela física. Esta solución será válida hasta que el consejo de administración "tome una decisión" en busca del nuevo técnico, explicaron fuentes del club.

El Sevilla suma siete partidos consecutivos sin ganar, cinco en de Liga y dos de la Liga de Campeones de Europa, y en la pasada semana cayó eliminado del torneo continental por el CSKA de Moscú en los octavos de final y también se apeó de la cuarta plaza que da derecho a jugar esa competición la próxima temporada tras caer 2-0 en el campo del Espanyol (2-0) con una pobre imagen.

Decisión "dolorosa"

"La decisión de destituir a Jiménez ha sido dolorosa, se ha tomado después del partido valorando una serie de circunstancias y buscando tomar una reacción en los diez partidos que quedan en la Liga y la final de la Copa del Rey, ya que el Sevilla se juega mucho en lo deportivo y en lo económico", argumentó el director deportivo del Sevilla FC, Ramón Rodríguez 'Monchi'

"Estamos buscando una reacción en los diez partidos que quedan"

El director deportivo, que afirmó que la idea del club es que el nuevo técnico esté ya con el equipo el próximo domingo en el partido de Villarreal, destacó que para Jiménez "sólo hay palabras de agradecimiento porque no se puede ser más profesional".

Monchi recordó que durante el mandado de José María Del Nido ésta es la primera vez en ocho años que se destituye a un entrenador, pero explicó que "el club ha crecido mucho y las exigencias son muy grandes".

El dirigente sevillista negó que se hayan tenido conversaciones con Luis Aragonés porque la destitución de Jiménez se acaba de tomar, y también señaló que no se ha decidido si el próximo técnico lo será hasta el final de la campaña o ya con un contrato más duradero.

Noticias Relacionadas