Miércoles, 24 de Marzo de 2010

Argentina y Perú ponen fin a 16 años de distanciamiento

Ambos países ponen "punto final a un enojoso incidente que jamás debió ocurrir"

ANA DELICADO ·24/03/2010 - 02:00h

Fernández y el presidente peruano, Alan García. - REUTERS

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, concluyó un viaje a Perú de gran trascendencia para ambos países. "Es una visita de desagravio institucional y de reparación histórica", admitió la jefa de Estado argentina en referencia a la venta de armas que realizó su país a Ecuador cuando este mantenía una guerra abierta con Perú, en 1995. Hacía 16 años que ningún mandatario argentino visitaba de manera oficial el país andino.

Aunque en ningún momento se mencionó de manera directa el desagravio que hasta ahora ha distanciado a las dos naciones, el presidente peruano, Alan García, se ha mostrado satisfecho por el gesto de su homóloga argentina. "Luego de tanto tiempo de enfriamiento y de distancia, este es el punto final de un enojoso incidente que jamás debió ocurrir, pero que no mella la larga historia de nuestra amistad", aseguró García en un acto público de bienvenida.

Superado este escollo, Argentina y Perú han podido comenzar una nueva etapa en sus relaciones bilaterales con la firma de 13 convenios. El Congreso peruano además ha condecorado a la presidenta argentina con una medalla de honor.

El último presidente argentino que visitó Perú de forma oficial fue el ex mandatario Carlos Menem (1989-1999).

Aquel viaje se realizó en 1994, un año antes de que estallara el conflicto diplomático, agravado por el hecho de que Argentina era uno de los garantes de paz junto con Brasil, Chile y Estados Unidos del tratado de Río de Janeiro, que pretendía encontrar una salida pacífica a la disputa fronteriza que sostenían los dos países en la zona amazónica.

Menem ha sido acusado de un delito de contrabando agravado por el escándalo de la venta de armas a Ecuador y a finales de 2008 comenzó el proceso contra él, que aún no ha terminado.