Miércoles, 24 de Marzo de 2010

La eurozona ultima junto al FMI el rescate de Grecia

Alemania exige una "vigilancia muy rigurosa" del país heleno y cambios legislativos

DANIEL BASTEIRO ·24/03/2010 - 22:32h

Merkel y Durao Barroso, en una reciente cumbre en Bruselas. - REUTERS

Francia, Alemania y la presidencia española de la Unión Europea ultiman un plan de rescate a Grecia que previsiblemente incluirá una participación menor del Fondo Monetario Internacional. Distintas fuentes comunitarias confirmaron a Público un "progreso en la buena dirección de las discusiones" hacia una decisión política este jueves que supondrá el primer plan de rescate de un país de la zona euro. El acelerón en las negociaciones, que este fin de semana parecían varadas por la oposición de Alemania, se precipitó tras la propuesta de reunión de los líderes del Eurogrupo previa a la cumbre de mañana en Bruselas.

Francia y Alemania perfilan una fórmula que incluirá "la participación mayoritaria de todos y cada uno de los países de la zona euro en función de su capacidad", según fuentes de la presidencia española activamente implicadas en la negociación. Los países de la moneda única podrían responsabilizarse de hasta dos tercios de la dotación total, que el viernes la Comisión Europea cifró en 22.000 millones de euros. El resto correspondería al FMI, que participaría de un instrumento supervisado por las autoridades europeas.

Préstamos bilaterales

El apoyo a Grecia consistiría en préstamos bilaterales a interés más bajo que el que Atenas paga ahora por refinanciar su deuda, pero sólo se pondría en acción si el anuncio del plan de rescate no calma la voracidad de los mercados.

A cambio, Grecia tendrá que someterse a una "vigilancia muy rigurosa", más aún de lo que ya exige el Pacto de Estabilidad comunitario, que Alemania pretende completar con reglas más estrictas y sanciones más duras para países infractores, incluyendo la expulsión de la zona euro.

La postura de la canciller Angela Merkel se ha producido "tras mucha insistencia"

Fuentes comunitarias aseguran que el cambio de postura de la canciller Angela Merkel se ha producido "tras mucha insistencia". En los círculos comunitarios se da por hecho que las elecciones regionales de mayo y el rechazo de los electores alemanes a rescate alguno han supuesto una distorsión en las negociaciones, de las que el nuevo presidente de los 27, Herman Van Rompuy, ha estado ausente, eclipsado por los contactos directos entre las capitales.

El primer ministro griego, Giorgos Papandreu, venía reclamando a la UE desde hace semanas la concreción del rescate. Según él, la UE se enfrentaba a un "dilema ético", ya que su elevado déficit y deuda ha llevado a los 27 a exigir dolorosos recortes a Atenas. Según Papandreu, todo ese ahorro es ineficaz si Grecia tiene que seguir pagando un alto precio en los mercados por refinanciar el agujero de las cuentas públicas.

España, "casi sobresaliente"

De otro lado, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, aseguró ayer que la Comisión Europea calificó de "casi sobresaliente" el plan de austeridad del Gobierno para cumplir con el objetivo de déficit del 3% del PIB en 2013.

Según Campa, Bruselas otorgó a España la segunda nota más elevada de los 18 países que remitieron su programa al mismo tiempo, sólo superada por Letonia. La Comisión examina hoy, entre otros, los planes de Luxemburgo, Malta y Dinamarca.