Miércoles, 24 de Marzo de 2010

Pekín acusa a Google de incumplir su promesa de autocensurarse

China asegura que el cierre de la web no afecta a las relaciones con Washington

ANDREA RODÉS ·24/03/2010 - 01:00h

Un autobús con publicidad de Google pasa por detrás de un policía chino en Pekín. - REUTERS

Pekín criticó ayer con dureza a Google por su decisión de redirigir su buscador de Internet en chino, Google.cn, a un servidor independiente en Hong Kong para esquivar la censura. Sin embargo, las autoridades chinas aclararon que se trata de un incidente comercial que no tiene por qué afectar a las relaciones entre EEUU y China, "a menos que alguien intente politizarlo", alertó en una rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Exteriores, Qin Gang.

Google ya había amenazado con retirarse del mercado chino si Pekín no le permitía operar a su buscador libre de censura. La empresa también denunció haber sido víctima de una serie de ciberataques dirigidos contra las cuentas de sus usuarios de e-mail en China, sobre todo de disidentes y activistas de derechos humanos. Pekín ha rechazado tener algo que ver con los supuestos ciberataques y se ha mostrado inflexible a la hora de eliminar la censura sobre el buscador de Google.

El buscador se autocensuró durante años antes de irse a Hong Kong

"Al detener el filtro de censura en su buscador y culpar a Pekín de posibles ciberataques, Google ha violado la promesa escrita que realizó al entrar en el mercado chino", informó ayer un portavoz de la Oficina de Información del Consejo de Estado.

Según el Gobierno chino, todas las empresas, nacionales o extranjeras, deben aceptar cierto grado de control sobre Internet, necesario para garantizar el orden social y "la seguridad nacional". Hasta ahora, Google.cn estaba forzado a censurar de su motor de búsqueda temas relacionados con la represión del ejército contra las manifestaciones de Tiananmen en 1989, el líder espiritual tibetano Dalai Lama o el separatismo uigur.

Hong Kong es una región administrativa especial sin las restricciones vigentes en el resto de China. Sin embargo, Goo-gle es consciente de que las autoridades chinas pueden bloquear el acceso a la página en cualquier momento.

El negocio chino sólo representa el 2% de los ingresos totales de Google

Google empezó a operar en el gigante asiático a finales de 2005 bajo la condición de censurar las búsquedas. El gesto fue muy criticado por las organizaciones de derechos humanos, pero la empresa defendió que era una estrategia para introducir la libertad de información en un país de más de 300 millones de cibernautas.

Sin embargo, los repetidos ciberataques y el aumento de la censura en Internet durante el último año les llevaron a concluir que deberían "revisar la viabilidad" de su negocio en China, anunciaron en enero los directivos de Google.

Libertad de expresión

"Al reconocer que su política de empresa no es compatible con la autocensura exigida, Google desafía a las autoridades chinas a respetar el derecho a la libertad de expresión garantizado por su Constitución", dijo ayer en un comunicado la directora de Amnistía Internacional para Asia Pacífico, Roseann Rife.

Los analistas apuntan también a motivos económicos. Después de cuatro años, Goo-gle ha logrado hacerse con un 30% del mercado de buscadores en China, mientras la web china Baidu controla más del 60%. Según The Wall Street Journal, los ingresos generados por Google.cn representan sólo el 2% de la facturación global de Goo-gle, a pesar de que el mercado chino de Internet es el más grande del mundo, con más de 340 millones de cibernautas.