Martes, 23 de Marzo de 2010

Una bomba tardará 24 horas en drenar el pozo donde se busca a Sara Morales

EFE ·23/03/2010 - 20:51h

EFE - El subdelegado del Gobierno en Las Palmas de Gran Canaria, Vicente Oliva (i), conversa con uno de los responsables policiales en las inmediaciones de la casona de la zona de Jinámar en cuyo interior se encuentra el pozo, que tiene una capacidad de unos 25.000 litros, que ha empezado a drenarse esta tarde para extraer los huesos encontrados cuando buscaban el pasado viernes el cuerpo de la joven Sara Morales, desaparecida en Gran Canaria en 2006. La bomba de agua que se ha instalado, tardará alrededor de 24 horas en realizar su cometido.

La bomba de agua que se ha instalado para drenar el pozo donde el pasado viernes se encontraron unos restos óseos cuando se buscaba el cuerpo de la joven Sara Morales, desaparecida en Gran Canaria en 2006, tardará alrededor de 24 horas en realizar su cometido.

Así lo ha explicado a los periodistas el subdelegado del Gobierno en Las Palmas de Gran Canaria, Vicente Oliva, quien se desplazó a media tarde hasta la casona de la zona de Jinámar en cuyo interior se encuentra el pozo, que tiene una capacidad de unos 25.000 litros.

Oliva ha señalado que la bomba trabajará de manera ininterrumpida hasta drenar el pozo por completo, una tarea para la que calcula una duración de unas 24 horas.

Por su parte, fuentes policiales han explicado a los periodistas que la bomba, que pertenece a una empresa de Telde (Gran Canaria), desagua a unos 200 metros de donde esta el pozo y cuenta con unos filtros para evitar que se pierda algo de lo que hay en su interior.

La zona se encuentra acordonada por la Policía y durante todo el día numerosos curiosos y medios de comunicación se han congregado en las inmediaciones para seguir los trabajos policiales.

Se da la circunstancia de que la casona está junto a una de las vías principales de Jinámar y frente a numerosas vivienda.

El pozo está en el interior de una casona abandonada del siglo pasado que primero fue una finca de explotación agrícola y en los años ochenta fue utilizada para trabajos relacionados con la construcción, según han indicado vecinos de Jinámar.

La zona donde se han hallado estos restos es uno de los "puntos" marcados por la investigación que lleva a cabo la Policía Nacional para tratar de localizar a Sara Morales, que tenía 14 años cuando desapareció.

La búsqueda en este pozo se realiza después de que acabara sin éxito la tareas que se llevaron a cabo la semana pasada en un solar situado en las inmediaciones de un centro comercial de las afueras de Las Palmas de Gran Canaria a petición de la madre de la niña, Nieves Hernández.