Martes, 23 de Marzo de 2010

Garzón vuelve al Tribunal Supremo como imputado el 15 de abril

Tendrá que declarar en relación con el patrocinio de sus cursos en Nueva York

ÁNGELES VÁZQUEZ ·23/03/2010 - 13:59h

El juez Baltasar Garzon sale de la Audiencia Nacional. ÁNGEL NAVARRETE

El juez Baltasar Garzón ha sido citado el próximo 15 de abril como imputado por el juez del Tribunal Supremo Manuel Marchena, instructor del segundo procedimiento abierto en su contra, el que investiga el patrocinio por el Banco Santander de los cursos que impartió durante su estancia en Nueva York. Será la segunda vez que dé este amargo paseo. El pasado 9 de septiembre también declaró como imputado por abrir la primera causa penal contra los crímenes del franquismo.

De poco ha valido que el Banco Santander y el Centro Rey Juan Carlos I de España de la Universidad de Nueva York aportaran al Alto Tribunal documentos exculpando al juez del supuesto cobro por parte de la entidad bancaria de cualquier renumeración. El banco financió los cursos con 327.000 dólares, de los que el magistrado no cobró nada ni fue quién buscó patrocinador, decían los documentos.

El juez instructor cita a tres testigos, sin responder a los escritos de las partes

La providencia, que ayer no había sido notificada a las partes, además de citar a Garzón, convoca para el 21 de abril a tres de los cuatro testigos propuestos por los querellantes, los abogados José Luis Mazón y Antonio Panea. Se trata de la asistente del juez en Estados Unidos, Mar Bernabé, la subdirectora del Centro Rey Juan Carlos I,Laura Turégano, y quien era su director cuando Baltasar Garzón impartió los cursos, James D. Fernández.

El instructor ha acordado de oficio las citaciones, es decir, sin dar ninguna respuesta concreta a las peticiones realizadas por Garzón ni a los escritos presentados por losquerellantes, en los que se duda de la verosimilitud de los documentos aportados por ambas entidades.

La defensa de Garzón había solicitado que se acumularan al procedimiento las diligencias de investigación que el Tribunal Supremo archivó en febrero de 2009, al entender que los hechos son los mismos: las remuneraciones que el magistrado recibió durante suestancia en Nueva York.

El CGPJ rechazarála recusación de una vocal y aceptará las dos abstenciones

Cohecho y prevaricación

Precisamente, basándose en esta resolución, el Alto Tribunal rechazó la parte de la querella de Mazón y Panea relativa a un presunto delito de estafa, por haber supuestamente ocultado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que cobró de la Universidad. La querella por la que declarará como imputado el 15 de abril acusa al juez de los delitos de cohecho y prevaricación. El primero, por las cantidades que podría haber cobrado del banco, y el segundo, por haber archivado una querella contra el presidente de la entidad, cuando volvió al juzgado. El archivo contó con el visto bueno de la Fiscalía y fue ratificado por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Las otras pruebas solicitadas por la defensa consistían en la traducción de la contabilidad aportada por la Universidad de Nueva York. En el procedimiento archivado hace un año constaba una aclaración del Centro Rey Juan Carlos I de su página web, uno de los elementos en los que se basa la acusación de que el juez buscó el patrocinio de los cursos.

Dívar seguirá en el debate

Por otra parte, la Comisión Permanente del CGPJ rechazó ayer las recusaciones presentadas contra su presidente, Carlos Dívar, tanto por Panea y Mazón como por la nieta del último presidente del Gobierno de la Segunda República, Juan Negrín. Ambas partes, que mantienen posiciones antagónicas en relación con la suspensión cautelar de Garzón, querían que Dívar no participara en el expediente abierto.

Previsiblemente hoy, el Pleno del Consejo aceptará la abstención presentada por los vocales Margarita Robles y Fernando de Rosa y rechazará la recusación planteada por el juez Garzón contraGemma Gallego. El debate sobre la suspensión se retrasará unos días, al no estar previsto en el orden del día de la sesión.