Martes, 23 de Marzo de 2010

Los usuarios chinos lamentan que Google se vaya del país

Los usuarios chinos lamentan que Google se vaya del país: "China necesita a Google", aseguran

REUTERS ·23/03/2010 - 12:22h

Flores por la marcha de Google en China.

Jóvenes profesionales chinos que trabajan en el principal centro tecnológico de Pekín expresaron hoy una mezcla de pesar, molestia y sorpresa por la decisión de Google de cerrar su principal sitio web en el continente y desviar las búsquedas a Hong Kong. El Gobierno tardó poco tiempo en advertir a Google que su rechazo a la autocensura ha indignado al Partido Comunista, cauteloso de ceder cualquier terreno a las libertades de los 384 millones de usuarios de Internet de China.

Pero para muchos ilustrados chinos, especialmente los jóvenes, Google ha sido un sitio querido, a pesar de que su rival local Baidu.com sea quien domina el mercado doméstico general. Y muchos temen que la medida de Google sobre su motor de búsqueda pueda afectar a sus otros servicios, desde el correo electrónico hasta los libros online.

"Es una decisión lamentable", dijo Chen Wen, de 28 años, quien trabaja en finanzas en el distrito tecnológico Zhongguancun de Pekín, donde Google tiene su sede. "Sin embargo, creo que era inevitable. El Gobierno no iba a ceder sobre los filtros", agregó, mientras caminaba frente a las oficinas de Google. "China necesita esta empresa. Es una gran pérdida para el país", agregó.

Google había amenazado el 12 de enero con retirarse de China si no podía ofrecer una versión sin censura de su portal de búsquedas Google.cn. El lunes, Google dijo que desviará a sus clientes al sitio web de la empresa en Hong Kong, google.com.hk, poniendo sobre Pekín el peso de aplicar sus propios filtros de censura para impedir que los usuarios chinos vean palabras o imágenes prohibidas.

You Chuanbo, de 25 años, dijo que prevé un final triste ahora que Google ha dejado de censurar las búsquedas. "Eso no va a durar mucho. El Gobierno terminará bloqueando el acceso a todo Google", declaró You, quien trabaja para una empresa informática y utiliza frecuentemente el motor de búsqueda, al igual que Baidu.

Cortinas cerradas

En la mayoría de las oficinas de Google las cortinas permanecieron cerradas, mientras los trabajadores pasaban sin hablar entre una nube de periodistas que esperaban fuera del edificio en una fría mañana. Unos pocos trabajadores se asomaron desde detrás de las cortinas para tomar fotografías de los reporteros reunidos afuera del recint.

Un hombre caminó hasta el edificio para dejar flores en el letrero de Google frente a la oficina, diciendo simplemente: "Me siento muy triste". Rehusó identificarse o decir otra cosa, y se alejó en silencio. Otros transeúntes se detuvieron para tomar fotografías del edificio con sus teléfonos móviles.

"Yo uso Google en inglés todos los días para investigación", dijo el ingeniero Wang Fei. "Lo necesito para mi trabajo, estoy preocupado por lo que va a pasar", agregó.

Noticias Relacionadas