Lunes, 22 de Marzo de 2010

La venta de acciones de Lan genera división en la coalición del Gobierno de Chile

EFE ·22/03/2010 - 13:01h

EFE - El presidente chileno, Sebastián Piñera, destacó que espera culminar antes de final de su mandato (2014) el proceso de reconstrucción tras el terremoto que dejó cerca de medio millar de víctimas mortales. EFE/Archivo

La postergada venta de las acciones que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, posee en la aerolínea Lan generó hoy división en la coalición de Gobierno y críticas por parte del ex candidato presidencial Eduardo Frei.

Piñera se comprometió a vender toda su participación en Lan, que ascendía al 26,33%, antes de asumir la Presidencia, pero aún mantiene un 11,3% de la propiedad de la aerolínea, una de las más importantes de Latinoamérica.

El Ejecutivo ha culpado del retraso de esa venta a problemas internos de la corredora, Celfin Capital, y a las consecuencias del terremoto del pasado 27 de febrero.

Esto generó hoy discrepancias entre los dos principales partidos de la coalición de Gobierno de derecha, la Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional, este último al que pertenecía Piñera.

El mandatario renunció a su partido antes de asumir la Presidencia, el pasado 11 de marzo, en cumplimiento de una norma incluida en los estatutos de la agrupación política.

El secretario general de la UDI, Víctor Pérez, afirmó que el terremoto y el posterior maremoto de fines de febrero no son justificación para el retraso en la venta del 11,3 por ciento de acciones de la aerolínea que le quedan al mandatario.

"El terremoto no es excusa para eso, se lo hemos planteado al presidente y esperamos que eso se resuelva a la brevedad. Más allá de los costos políticos que se deben determinar, es algo a lo que se había comprometido y eso hay que cumplirlo a la brevedad", señaló Pérez a Radio Cooperativa.

En cuanto a los plazos para que Piñera se desvincule totalmente de Lan, Pérez aseguró que el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, "habló de dos semanas", pero el secretario general de la UDI confía en que se pueda producir "en siete u ocho días".

En tanto, el presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín, tildó de "frívolas" las críticas a Piñera y consideró que analizar si se vendieron o no las acciones de Lan en la fecha prevista es "de una frivolidad inadmisible".

Al ser preguntado por las declaraciones del dirigente de la UDI, Larraín precisó: "Yo no me he referido a nadie (...) Yo las críticas las he visto venir desde la izquierda".

En la oposición, el ex candidato presidencial de la Concertación, el democristiano Eduardo Frei, se sumó a esa oleada de críticas y consideró que achacar al terremoto el retraso en la venta del paquete accionarial "es un chiste".

"Este fue un tema muy recurrente en la campaña y es un tema no resuelto, y en ese sentido no solamente este caso, sino que hay muchos casos de conflicto de interés y no se han dado los lineamientos para separar los negocios de la política", indicó Frei.

Piñera, en declaraciones realizadas el domingo a Televisión Nacional, calificó de "lamentable retraso" la imposibilidad de cumplir su promesa de campaña de desprenderse de la totalidad de las acciones.

"Más del 60 por ciento ya está vendido, y el remanente se va a vender durante los próximos días o tal vez un par de semanas", dijo Piñera, que recalcó: "lo único que ha habido acá es un lamentable y no deseado retraso, que no obedece a mi voluntad".