Martes, 23 de Marzo de 2010

Laporta da un vuelco a las elecciones del Barça

El presidente del Barça retira su apoyo a su favorito Godall y se lo da ahora a Ferrer, a quien llegó a llamar "mierda"

EFE ·23/03/2010 - 00:12h

Laporta en la segunda Asamblea de Reagrupament. JOSÉ COLÓN

El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, acaba de dar un vuelco a la precampaña electoral barcelonista al retirar todo el apoyo a su principal baza, el vicepresidente Alfons Godall, porque éste ha negociado con Ferrán Soriano la posibilidad de liderar una candidatura conjunta.

Así lo ha confirmado esta noche Alfons Godall, quien ha asegurado que se tomará unos días de reflexión para ver si decide continuar con su proyecto y unir fuerzas con el presidente de la compañía aérea Spanair, Ferran Soriano, quien hasta julio del 2008 fue vicepresidente de economía.

Esta noche la emisora RAC1 ha informado de esta ruptura que se ha producido en el seno de la directiva barcelonista, lo que ha propiciado que, en un giro de 180 grados, Laporta se haya decantado por la opción de otro vicepresidente, Jaume Ferrer.

La situación que ha creado Laporta con este cambio de apoyos podría comportar un importante vuelco en el panorama preelectoral.

Apoyo incondicional

Por una parte, Godall se había beneficiado de un apoyo incondiconal de Laporta que ahora mismo se ha esfumado.

A Laporta le irritaba que Godall plantease la opción de Soriano

Todo arranca en el momento en el que Godall constata a través de encuestas que la alianza con Ferran Soriano, dimitido en el 2008 tras la moción de censura que sufrió la junta del Barça, es una apuesta ganadora en el panorama electoral, donde la figura de otro ex vicepresidente, como es Sandro Rosell, se presentaba como el rival a batir.

Según a podido saber EFE, a Laporta le irritaba que Godall plantease la opción de Soriano, pues el actual vicepresidente primero estaba dispuesto, incluso, a ceder la primera posición en manos del presidente de Spanair.

Según Laporta, que Soriano liderase el equipo de continuismo que arrancó Godall era tanto como si lo hiciese el propio Sandro Rosell y por ello ha cedido poner freno a sus intenciones de apoyo y revisar de nuevo la hoja de ruta.

Ahora, el insultado Ferrer

Laporta ha vuelto a plantear al tesorero Xavier Sala i Martín la posibilidad de que fuera él quien liderara el equipo de continuismo, a lo que el catedrático se ha negado.

Sala i Martín se ha negado a encabezar una candidatura

Esta decisión ha motivado que el presidente del Barça haya decidido retroceder sobre sus pasos y volcar su caudal de simpatía hacia el vicepresidente Ferrer, a quien llegó a insultar por no haber llegado hace unos meses a un acuerdo con Godall para unir las dos precandidaturas.

Así, Jaume Ferrer acaba de aceptar el reto de abanderar el continuismo oficial que promueve Laporta para las elecciones del 13 de junio, en las que él ya no se podrá presentar.

"El continuismo no es un valor determinado. No se puede hacer sólo con Joan Laporta. Se tiene que hacer en otra clave", se ha limitado a decir a EFE esta noche un decepcionado Godall, quien ya contaba con sede electoral, imagen corporativa y, sobre todo, el apoyo de Laporta.