Martes, 23 de Marzo de 2010

El Vaticano investiga 14 casos de pederastia en España

Los presuntos abusos a menores en estudio se cometieron a partir de 2001

JESÚS BASTANTE ·23/03/2010 - 07:00h

La carta que remitió Benedicto XVI a la Iglesia irlandesa, publicada el pasado sábado. - AFP

Roma conoce, e investiga, posibles ramificaciones en España del escándalo de pederastia que salpica a la Iglesia católica. "Desde enero de 2001 hasta marzo de 2010, los casos presentados son 14, menos de un caso y medio al año", informó ayer Charles J. Scicluna, promotor de Justicia del Vaticano y máximo responsable de las investigaciones de curas y religiosos sospechosos de abusos sexuales a menores en la Iglesia católica.

El religioso, miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, confirmaba así la información publicada ayer por este diario sobre la existencia de decenas de casos de pederastia en el clero español. "España es uno de los países con menos casos denunciados", añadió. Scicluna recalcó que estos 14 nuevos casos son "investigaciones, no condenas".

El obispado de Terrassa aparta a un cura detenido por exhibicionismo

Esto amplía el número de episodios conocidos. Teniendo en cuenta que la mayor parte de las sentencias en tribunales civiles (al menos diez hasta la fecha, más otros cuatro procesos que siguen abiertos) se basan en hechos anteriores a 2001, la Iglesia asume que hay al menos 25 sacerdotes y religiosos españoles implicados por casos de abusos sexuales en los últimos 20 años.

Entre ellos, el último caso en conocerse ha sido el del religioso español de la orden de San Viator José Ángel Arregi, detenido en Chile desde 2009, cuyo juicio comenzará mañana. El responsable vaticano, en declaraciones a Religión Digital, se escudó en "razones de confidencialidad" para no dar detalles sobre este caso.

Desde Iglesia sin Abusos agradecieron las palabras del responsable vaticano, que confirma que España "no es un oasis donde jamás se haya dado un caso", sino que también existen, o han existido, curas abusadores. "Es una buena noticia que la Santa Sede comience a investigar estos asuntos", señaló el portavoz de este colectivo, Carlos Sánchez.

Berlusconi elogia la "humildad y sinceridad" del Papa ante el caso

Por otro lado, el obispado de Terrassa (Barcelona) anunció ayer que ha apartado al responsable de las parroquias de Lliçà dAmunt y Lliçà de Vall hasta que se aclare la acusación de exhibicionismo que pesa sobre el sacerdote. Fue detenido el pasado 24 de febrero en una playa de Girona, quedó en libertad con cargos.

Silencio de los obispos

Mientras Roma reconoce los casos en estudio en España, la Conferencia Episcopal continúa con su velo de silencio. Ayer, el Episcopado español rehusó dar respuesta alguna a las informaciones publicadas por este diario, así como a las declaraciones del promotor de Justicia vaticano. Tampoco quiso confirmar si los obispos iniciarán una investigación ante futuras denuncias, como han hecho otros episcopados del resto de Europa.

Fuentes oficiosas, sin embargo, apuntaron a la posibilidad de que el presidente del Episcopado, Antonio María Rouco Varela, condenado por responsabilidad civil subsidiaria en uno de los casos, haga una referencia a la reciente carta del Papa en el discurso de la Asamblea Plenaria del próximo 19 de abril.

Un problema de la sociedad

El director de la Oficina de Prensa del Vaticano, el jesuita Federico Lombardi, negó ayer en una entrevista en la Cope que haya una campaña contra el Papa, si bien insistió en que la culpa es repartida: "Son culpas muy graves, no debemos excusarlas fácilmente. Naturalmente, el problema de la pedofilia, de los abusos sexuales en la sociedad, es más largo, no afecta sólo a la Iglesia. En este sentido, las críticas, para ser justas, deben ver el problema en su inmensidad y en su complejidad y no echar las culpas sólo a la Iglesia".

En medio de las críticas generalizadas a la Iglesia por su gestión de los escándalos, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, valoró ayer la "humildad y sinceridad" del Pontífice a la hora de afrontar "situaciones difíciles, que se convierten en motivo de ataque a la Iglesia". "Quiero expresar a Benedicto XVI todo el afecto, la cercanía y la solidaridad que tiene hacia él nuestro pueblo", señaló en una nota oficial.

Noticias Relacionadas