Lunes, 22 de Marzo de 2010

Google desvía su buscador de China a su portal en Hong Kong

El buscador no dejará de operar en China, como había amenazado tras recibir diferentes ciberataques

PABLO OLIVEIRA Y SILVA ·22/03/2010 - 20:28h

Finalmente Google no dejará de operar en China. El gigante de internet anunció hoy en su blog oficial el desvío de su portal en China a Hong Kong para evitar la censura del Gobierno de Pekín. Así, desde hoy los visitantes de su portal en China, www.google.cn, son redirigidos al de Hong Kong, www.google.com.hk.

"Creemos que esta nueva estrategia para proporcionar búsquedas sin censura en chino simplificado a través de google.com.hk es una solución razonable", ha señalado el director legal de la empresa, David Drummond, en el post publicado hoy. Así, los los internautas de China podrán acceder a páginas de internet que el gobierno ha vetado, como Facebook, Twitter, YouTube, Google Docs, Blogger o Wikipedia. Sin embargo, reconocen que Pekín puede bloquear el acceso a sus servidores en Hong Kong, lo que provocaría que Google fuera inaccesible en chino.

Pese a que a finales de 2008 Google esperaba seguir creciendo en China salvando la crisis económica, otra crisis, la guerra política que se iniciaría entre el gigante de internet y el Gobierno chino, daría al traste con los planes del buscador. Para Google el mercado chino era en aquel momento el que mejor crecimiento ofrecía, obteniendo una cuota de mercado del 15%, en un país en el que prácticamente no existía, y en el que domina el buscador Baidu, con más del 60%.

Largos conflictos

Sin embargo, tras asegurar Google haber sufrido ataques directos a sus servidores en ese país, asaltos a cuentas de correo electrónico GMail, e insinuar que el propio Gobierno nacional era responsable de tolerarlos, los del buscador se aventuraron a amenazar con poner freno a su actividad empresarial en el país asiático. Así, se retirarían completamente de China como empresa, dando de baja el buscador allí, pese a que es el mayor mercado de Internet, con 384 millones de usuarios.

En enero de este año, la compañía estadounidense pedía, en cambio, que el Gobierno colaborara para que los asaltos que había sufrido dejaran de producirse y se eliminara la censura. Las intervenciones en las cuentas de correo electrónico de disidentes y activistas políticos del país buscaban hacerse con los datos privados de estas personas, aseguraron los del buscador. Pero el Gobierno chino aseguró que no tenía responsabilidad en los hechos e incidía en que, como empresa internacional, Google era dueño de decidir en qué países operar y que, además, no permitirían que se "saltaran la ley".

 Este hecho provocó entre la compañía del buscador y el Gobierno chino un clima de tensión que se extiendió a nivel internacional, elevando el incidente a la categoría de conflicto diplomático entre naciones. Mientras se especulaba acerca de quiénes estaban detrás de los ataques al buscador, desde EEUU fueron numerosos los políticos e instituciones que ofrecieron su apoyo a Google en defensa, por un lado, de la libertad de información y, por otro, en defensa de los inetreses económicos de una multinacional.

En China no son pocos los políticos que aseguran que Google permite el acceso a contenidos ilegales y que no se les dará patente de corso para operar "ignorando la ley". Todas las conversaciones iniciadas entre la compañía de internet y el Gobierno terminaron sin ningún avance positivo.

Así, desde hoy, Google redirecciona su dominio en China y desvía todas las búsquedas y operaciones que se realizan desde el portal a su dominio en Hong Kong. Con ello, evitarán los posibles ataques y la censura gobernamental, siempre que desde Pekín se permita el acceso al buscador hongkonés.

La libertad de las finanzas

Google agregó que mantendrá sus operaciones de investigación en China y su departamento de ventas, aunque el tamaño de su plantilla dependerá de si los usuarios chinos pueden tener acceso a google.com.hk. Es decir, Google pone en manos del Gobierno chino los posibles despidos que se puedan producir, si ahora bloquean el acceso al portal hongkonés.

Hong Kong, una antigua colonia británica, es una región china con una administración especial y disfruta de más libertad, incluyendo una Internet sin censurar, que el resto del país.