Martes, 23 de Marzo de 2010

Un ayuntamiento da Internet por fibra óptica a sus vecinos

Viladecans ofrecerá también WiFi gratis en locales municipales y pizarras digitales en las escuelas

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·23/03/2010 - 08:20h

El parque Torrente Ballester será uno de los seis que tendrán WiFi gratis. - Aj. Viladecans

Viladecans (Barcelona) es un ejemplo de municipio que está gastando el dinero que le ha dado el Gobierno en el Plan-E para, como pretendía este programa, modernizar la economía y dirigirla a la nueva era digital. Además de poner WiFi en sus jardines, también llevará la conexión a Internet hasta sus vecinos por medio de fibra óptica, desplegará una red inalámbrica en toda la ciudad y colgará pizarras digitales en todas las escuelas. Creen que, así, la ciudad sí tendrá un futuro.

El alcalde de la localidad catalana, Carles Ruiz Novella (PSC) presentó ayer su proyecto W!ladecans , con el que quiere situar a su ciudad en la vanguardia tecnológica. Acompañado por el profesor del Instituto de Empresa y destacado bloguero Enrique Dans, el edil desgranó los detalles de la iniciativa.

Su visión se apoya en cuatro patas. Por un lado, Viladecans quiere llevar la fibra óptica hasta el hogar (tecnología conocida por las siglas FTTH). Aprovechando una red troncal ya desplegada, el consistorio quiere que sus vecinos tengan un acceso de hasta 100 Megabits por segundo (Mbs), unas 30 veces más que la media de España. Esto pondría la localidad a la altura de países como Corea u Holanda.

"Nosotros también hemos hecho obras, pero la mayor parte del dinero que nos ha dado el Estado lo hemos destinado a proyectos de futuro", explica Ruiz Novella a Público. De hecho, Viladecans dedicó medio millón de euros de los Fondos Estatales de Inversión Local, que el Gobierno creó en 2009, a la red troncal de fibra.

Otro buen pellizco lo destinó a la segunda de las patas del plan: el despliegue de una red inalámbrica (con tecnología WiMax) en toda la ciudad.

Pero el acelerón definitivo lo quieren dar ahora, destinando a W!ladecans el 60% de los nuevos Fondos Estatales para la Ocupación y la Sostenibilidad Local. Con ese dinero empezarán a llevar la fibra óptica a 2.358 hogares de tres barrios de la ciudad, aunque el objetivo es extenderla a todo el municipio. "La fibra empezará a desplegarse en mayo y esperamos que todos la tengan para el mes de noviembre", explica Joan Bassolas, gerente de la Fundació Ciutat de Viladecans, encargada de llevar a cabo el plan.

El alcalde explica que no es una cuestión de tecnología sino de igualdad de oportunidades. "En el futuro, la mayoría de los servicios que damos al ciudadano se harán telemáticamente; no tener acceso significaría estar en desigualdad", dice.

Desidia de las operadoras

El ayuntamiento se cansó de esperar a las empresas de telecomunicaciones. "Las operadoras de cable se han centrado en las grandes ciudades, su red no acababa de llegar y ya no hemos cansado", explica el primer edil. Tampoco está contento con las telefónicas. "Cada año suben la velocidad uno o dos megas, pero hoy la tecnología permite llevar 100 hasta cada hogar", añade. La corporación se ha convertido en operador neutro. De esta manera, además de su oferta directa a los ciudadanos, abrirá su red a la participación de las operadoras.

Para el final feliz del proyecto ha pesado también la buena sintonía con la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). El regulador que, apoyado en la legislación, ha deshecho muchos planes municipales de conectividad, esta vez ha dado su visto bueno. Viladecans podrá dar WiFi gratis en una decena de dependencias municipales y seis parques. Todo esto hace confiar al alcalde en que atraerá empresas, "por la posibilidad de innovación que tendremos", dice.

Ruiz Novella también destaca el último elemento del plan. Las 160 aulas de sus escuelas ya tienen conexión a Internet y quieren ahora colgar en ellas otras tantas pizarras digitales para que, como dice, "los niños crezcan en un ambiente de futuro".

 100 ‘megas’ simétricos para 2.300 hogares

Fibra óptica
Mientras las operadoras sólo llevan la fibra hasta la central telefónica, Viladecans, que ya tiene el 60% de su subsuelo cableado, quiere llevarla al hogar. La velocidad irá desde los 50 hasta los 100 megabits, tanto en sentido descarga como subida.

Red inalámbrica
Con la tecnología WiMax (en realidad preWimax a falta de certificación) del proyecto W1Home quieren dar cobertura inicialmente a cuatro barrios de la ciudad. Para ello instalarán un centenar de antenas. El Wimax tiene un alcance de 50 km y velocidades en torno a los 70 Mbs.

WiFi gratis
Desde hoy, tres parques de Viladecans tienen acceso inalámbrico gratuito. También hay WiFi en cinco dependencias municipales, aunque quieren ampliarlo a cinco más. La gratuidad es temporal, pero confían en que la CMT les permita hacerla definitiva.

Pizarras digitales
Además de las 160 pizarras, también se desplegarán proyectores y ordenadores portátiles.

Ciudad digital
La conectividad ayudará a dar servicios de e-salud, gestión de tráfico o videovigilancia.