Lunes, 22 de Marzo de 2010

Gabilondo asegura que "ninguna lengua se puede utilizar como arma arrojadiza contra otra"

EFE ·22/03/2010 - 14:51h

EFE - El ministro de Educación, Ángel Gabilondo (izda), conversa con el rector de la Universidad de Santiago de Compostela, Senén Barro, ante la catedral, antes de la inauguración de la Conferencia sobre Universidades Emprendedoras, organizada por la Presidencia Española de la UE.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, expresó hoy su respeto por la decisión que adopte la Xunta sobre el Decreto del gallego en la enseñanza no universitaria y confió en que garantice la convivencia de lenguas pues, dijo, "ninguna lengua se puede utilizar como arma arrojadiza contra otras".

El ministro se expresó así, durante una visita en la Universidad de Santiago de Compostela (USC), tras ser preguntado por el borrador del Decreto del gallego del Gobierno autonómico, que establece un equilibrio entre el gallego y el castellano y aspira a promover el conocimiento de una tercera lengua.

Según Gabilondo, cada Autonomía toma sus decisiones en virtud de su autogobierno y por ello insistió en mostrar su respeto ante la capacidad de la Xunta para promoverlas, si bien pidió que las iniciativas que se acuerden "tengan en cuenta la viabilidad de una organización razonable de los centros", un tema que consideró de "enorme complejidad".

"Las lenguas son espacios de convivencia. Llevamos muchos años viviendo con una convivencia extraordinaria del gallego y del castellano. Sigamos haciendo esto", aseguró el ministro de Educación, quien argumentó que lo que pretende es "defender valores, que son la coexistencia de las lenguas cooficiales, la defensa con todo afecto a la lengua gallega y castellana".

En su opinión, no ha habido "en general" problemas en España con respecto a las lenguas y se ha convivido "estupendamente bien a través de los procesos de inmersión lingüística y las lenguas vehiculares", actitud que ha culminado en una "serenidad" de los ciudadanos ante la lengua castellana y las cooficiales.

"Toda Europa mira con admiración a nuestro país por el bilingüismo de nuestras Comunidades, lo encuentran una ventaja extraordinaria y nosotros no sé cómo a veces lo convertimos en un problema", enfatizó.

Por ello, subrayó que es "importante que todos nos cuidemos de no utilizar como arma arrojadiza las lenguas", que son "expresión de una ciudadanía, expresión sagrada de los pueblos y lo que hay que hacer es respetarlas, quererlas y cuidarlas, no utilizarlas para algunas otras cosas", concluyó.