Lunes, 22 de Marzo de 2010

Un volcán enterrado en el hielo entra en erupción

El Fimmvorduhals no despertaba desde 1823. Más de 600 personas han tenido que ser evacuadas en Islandia

EFE ·22/03/2010 - 16:56h

El Gobierno ha decretado el estado de emergencia en la zona. EFE/Vilhelm Gunnarson

Más de 600 personas fueron evacuadas la noche del domingo por la erupción del volcán Fimmvorduhals, en el sur de Islandia, que ha obligado al Gobierno a decretar el estado de emergencia en la zona.

Los evacuados, residentes en tres poblaciones próximas al volcán, fueron alojados en una escuela y atendidos por personal de Cruz Roja. Todavía se desconoce cuándo podrán volver a sus casas.

El aeropuerto de Keflavik estuvo cerrado al tráfico aéreo internacional durante varias horas por la escasa visibilidad provocada por las cenizas. Poco después se reanudaron las conexiones con el exterior, pero no los vuelos nacionales.

Aunque la erupción ha sido de "tipo bajo", las autoridades temen que pueda desencadenar otra más severa en el Katla, un volcán próximo y con mayor poder destructor.

Un volcán bajo el hielo

El volcán subterráneo Fimmvorduhals, cuya erupción era esperada por los expertos desde hacía tiempo, se encuentra situado bajo el hielo, entre los glaciares de Eyjafjalla y Mýrdal, unos 120 kilómetros al este de Reikiavik.

La erupción abrió una grieta de entre 500 metros y 1 kilómetro de largo en el hielo del glaciar.

El Fimmvorduhals no había entrado en erupción desde 1823. Islandia es una isla formada por la actividad volcánica y todavía cuenta con numerosos volcanes subterráneos activos; el más conocido es el Hekla, que entró en erupción por última vez hace diez años.