Lunes, 22 de Marzo de 2010

Ana Mato llama a rebelarse a las CCAA del PP

Los conservadores piden a sus gobiernos locales que no acepten recortes en sanidad y educación

EUROPA PRESS ·22/03/2010 - 14:50h

La vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, criticó hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pida "sacrificios" y "austeridad" a las Comunidades Autónomas pero él no los aplique en el Gobierno central. Además avisó que las comunidades autónomas gobernadas por el PP no aceptarán recortes en sanidad y educación. En este sentido, Mato señaló que la Ley de Economía Sostenible es "pura y dura" propaganda ya que, a su juicio, "no sirve" para salir de la crisis.

Mato hizo esta advertencia al jefe del Ejecutivo antes de la reunión que celebra esta tarde el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), en el que se debatirá el Plan de Estabilidad Financiera 2010-2013.

La responsable de Organización del PP indicó que su formación acude al CPFF con el "compromiso de austeridad" que ha adquirido con los ciudadanos y que seguirá aplicando en este momento de crisis. "Las comunidades del PP ya lo están haciendo y lo van a seguir haciendo pero vamos a exigirle al Gobierno que también lo haga él", afirmó.

A su entender, Zapatero debe "predicar con el ejemplo" porque "no tiene autoridad moral para pedir austeridad cuando él no está dispuesto a sacrificarse". Es más, subrayó que el 80% del déficit acumulado corresponde a la Administración Central del Estado y recalcó que es el Gobierno central el que, por lo tanto, debe recortar gastos "superfluos".

Ante las palabras del presidente del Gobierno reclamando pactos de Estado, Mato le recriminó que vuelva a hablar de propuestas pero "sin concretar". "El PP siempre estará en las reformas en profundidad, en las políticas de austeridad y en la bajada de impuestos; no en las fotos y la propaganda", avisó.

"Política trasnochada"

Además, Mato afirmó que la Ley de Economía Sostenible aprobada el pasado viernes en Sevilla en el Consejo de Ministros es "pura y dura propaganda", que "no sirve para salir de la crisis ni para devolver la esperanza a los ciudadanos".

Es más, dijo que el presidente del Gobierno se desplazó a la capital andaluza a "hacer política de partido trasnochada y antigua", "olvidándose" de lo importante, que es hacer "política para los ciudadanos".