Lunes, 22 de Marzo de 2010

Condena de 94 años para Pedro Jiménez por doble homicidio

Cumplirá el máximo de 40 años previstos en la ley. Las familias recibirán una indemnización de 900.000 euros

EFE ·22/03/2010 - 13:43h

Manu Fernández - Pedro Jiménez.

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 93 años y 11 meses de cárcel a Pedro Jiménez por el asesinato de dos policías y la violación de una de ellas en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), en una sentencia que lo obliga a cumplir en prisión el máximo de 40 años que permite la ley.

La condena impone al doble asesino una pena 10 años superior a la que dictó la sección sexta de la Audiencia de Barcelona en el año 2008, en un fallo que el Tribunal Supremo (TS) anuló posteriormente por considerar que los hechos debieron ser juzgados por un tribunal popular.

En su veredicto, leído el pasado 12 de marzo, el jurado popular consideró a Pedro Jiménez culpable de todos los delitos de que estaba acusado -dos asesinatos, agresión sexual, allanamiento de morada, profanación de cadáver, incendio, robo con violencia y con fuerza y quebrantamiento de condena-, cometidos en octubre de 2004 mientras disfrutaba de un permiso penitenciario.

La severidad de las penas impuestas obedece, según la sentencia, a que en este caso "el desvalor" de la conducta del procesado "se encuentra acentuado al máximo y revela una crueldad y perversidad difícilmente superable".

Respecto a la capacidad mental del procesado, el magistrado José Maria Planchat se remite en su sentencia a la prueba forense, que destacó que su personalidad, "en especial su comportamiento antisocial que hace tabla rasa de los principios imprescindibles para una ordenada convivencia", no afectan ni mínimamente su capacidad para discernir el bien del mal

La indemnización fijada por el juez es de 900.000 euros para los familiares de las dos policías, que fueron asesinadas en octubre de 2004 en su casa del barrio del Bellvitge de L'Hospitalet de Llobregat mientras Pedro Jiménez disfrutaba de un permiso penitenciario.

Su historial


El doble crimen ocurrió la mañana del 5 de octubre de 2004, cuando Pedro Jiménez abordó a una de las policías, Silvia N., en la portería del edificio en que residían las agentes y, tras lograr entrar en la vivienda de las víctimas, las ató de pies y mano, las amordazó y violó a María Aurora R.G.

Posteriormente asesinó a cuchilladas a ambas chicas, profanó el cadáver de Silvia N. y abandonó la casa, llevándose algunas de sus pertenencias y provocando un incendio en el piso.