Lunes, 22 de Marzo de 2010

El PP espera que Matas pueda "demostrar su inocencia"

Confían en que tenga "argumentos sólidos" para cerrar la investigación

M. J. GÜEMES ·22/03/2010 - 13:42h

El ex presidente de Baleares, Jaume Matas. - EFE

A los conservadores no les hace ninguna gracia que el ex presidente del Govern balear Jaume Matas desfile hoy ante el juez. En el PP temen la gran repercusión pública que va a tener este asunto y les agobia que sus siglas, además de por el caso Gürtel, se vean salpicadas por otro escándalo de corrupción.

La vicesecretaria de Organización y Electoral del PP, Ana Mato, se mostró ayer convencida de que Matas dará "todas las explicaciones que le pidan ante la Justicia". Y trasladó lo que en su partido es un deseo generalizado: "Me gustaría que pudiera demostrar su inocencia", señaló durante una rueda de prensa en la sede nacional. La dirigente conservadora se mostró, además, "respetuosa" con lo que decidan los tribunales y con la presunción de inocencia.

El portavoz en el Parlament reconoce que en el PP

El partido de Mariano Rajoy confía en que Matas pueda aclarar su situación y tenga "argumentos sólidos" para hacerlo. Pero está a la espera y prefiere desvincularse de él todo lo posible. El contacto con el ex ministro de Aznar se rompió hace tiempo, desde que se fue a trabajar a Estados Unidos. Ayer, desde la cúpula nacional, reconocían que no habían considerado en ningún momento prestarle un apoyo especial y que tampoco él lo había reclamado.

Hoy Matas acude al juzgado de instrucción número 3 de Palma. También están citados su esposa, María Teresa Areal; su cuñado y ex gerente del PP balear, Fernando Areal, y el presidente de la compañía Gesa-Endesa, Bartomeu Reus.

Matas tendrá que explicar porque la construcción del velódromo Palma Arena costó más de cien millones de euros cuando la obra estaba presupuestada en 48. También deberá responder por un palacete en el centro de Palma adquirido por 950.000 euros, cuando el valor estimado por la Agencia Tributaria era de casi 2,5 millones en 2006. Y por último, será interrogado por la presunta financiación ilegal del PP mediante contratos a la empresa de comunicación Nimbus.

El abogado de Matas no descarta que el juez imponga medidas cautelares

En el PP hay quien piensan que el juez José Castro lo puede enviar directamente a prisión, pero en la dirección nacional cruzan los dedos para que eso no ocurra.

En la formación regional también están expectantes. El portavoz del PP en el Parlament balear, Francesc Fiol, admitió ayer la intranquilidad que cunde en sus filas. "Reconozco que entre los militantes del PP, nuestros electores y las personas que nos han dado su confianza hay preocupación", admitió. Pero, sostuvo, la intención de su partido era "darle un tono de normalidad" a la comparecencia.

Además, expresó su confianza en que la declaración "se desarrolle de forma tranquila" y también de manera "ordenada y respetuosa". Fiol se mostró convencido de que los tribunales actúan "con rigor y seriedad" sin verse influidos por presiones políticas y mediáticas.

Fiol no supo responder a si algún dirigente del PP iría o no acompañando a su ex presidente y evitó pronunciarse sobre posibles medidascautelares.

El portavoz autonómico considera que todo lo que se está contando de Matas durante estos meses no se corresponde con la percepción que él tiene de una persona con la que ha trabajado durante muchos años. Fiol es una de las pocas personas que quedan dentro del nuevo PP balear que formó parte del Govern de Matas primero como conseller de Sanidad y después de Educación y Cultura.

"Amortizado"

En el PP balear tratan de dar por "amortizado" a Matas, pero es difícil. Más si copa todos los titulares. El nuevo líder de la formación regional, José Ramón Bauzá que salió elegido el pasado 6 de marzo, representa la regeneración que persigue el partido en les Illes. Bauzá jamás estuvo vinculado al equipo de Matas y su objetivo es denunciar la corrupción de Unió Mallorquina. Matas rompe buena parte de su estrategia.

Rafael Perera, abogado de Matas, tiene previstas "todas las eventualidades" que puedan suceder tras la declaración. No descarta que la fiscalía solicite medidas cautelares y que el juez responda a esta petición por los nueve delitos que pesan sobre el ex ministro y cuyas penas suman hasta 30 años de prisión. El letrado confirmó que Matas se encuentra "totalmente bien" y "entero" para comparecer.