Lunes, 22 de Marzo de 2010

Cae una banda dedicada al cobro de deudas mediante la extorsión

Utilizaban una empresa para darse cobertura legal. Tenían datos de un centenar de objetivos y 6 millones de euros en cobros

·22/03/2010 - 11:46h

Un grupo que cobraba presuntamente deudas mediante la extorsión ha sido desarticulado en Marbella. El grupo, dirigido por un español e integrado por ciudadanos del Este de Europa disponía de datos de un centenar de posibles objetivos distribuidos por España y la cantidad a recaudar ascendía a 6 millones de euros, según un comunicado de la Comisaría Provincial de Policía.

El dispositivo establecido ha dado como resultado la detención del gerente J.C.L.A., máximo responsable de la empresa, y de un cobrador de origen rumano, M.C., a la vez que ha puesto al descubierto las actividades delictivas de una sociedad dedicada al cobro de deudores morosos empleando para ello coacciones, amenazas, extorsiones y en algunos casos, la violencia.

Empleaban coacciones, amenazas e incluso la violencia

Las pesquisas se iniciaron en Marbella a mediados de 2009, cuando un empresario de la ciudad denunció que sufría constantes amenazas y coacciones por parte de unos individuos pertenecientes a una empresa de cobro, con la finalidad de cobrarle una deuda de 30.000 euros, según la nota.

Las indagaciones permitieron a los investigadores descubrir que existía una sociedad recaudatoria basada en el empleo de medios ilícitos y que el personal llevaba a cabo coacciones bajo la cobertura legal de una empresa de responsabilidad limitada de reciente creación.

Compraban la deuda a cambio de un porcentaje

El "modus operandi" consistiría en la compra de esta empresa de facturas impagadas a cambio de un porcentaje elevado de la cantidad reflejada en las mismas.

Posteriormente se citaban con el deudor a quien, en un primer momento, le exigían el pago de la factura y dependiendo de la predisposición de éste a pagarla, utilizarían una estrategia u otra, es decir desde la coacción a la extorsión, generando "un machaque psicológico" que terminaría con el abono de las cantidades indebidas por miedo o por agotamiento mental.

Tanto al gerente detenido como al empleado les constan numerosos antecedentes por hechos similares, añade la nota.

Noticias Relacionadas