Domingo, 21 de Marzo de 2010

"Esto es cosa de todos, lo mío, suerte"

El argentino relativiza lo descomunal de su exhibición

NOELIA ROMÁN ·21/03/2010 - 23:45h

Un incómodo flemón había amenazado con romper la estadística; la inmaculada hoja de servicios que apenas había dejado de poner una cruz en los 12 encuentros de Liga disputados este año. Entonces, Leo Messi acababa de llegar de Argentina, de sus vacaciones de Navidad, y Pep Guardiola prefirió prolongar el descanso del delantero. Corría el 2 de enero. Desde entonces, ni un respiro. Y no es de extrañar. Diez partidos consecutivos y una productividad extraordinaria: 13 goles más, en su

carrera hacia el Pichichi. En el undécimo, el flemón desapareció, Messi sonrió y, sin tiempo a tensar el gesto, amplió la sonrisa con su 14 tanto del año. La dilación de las rotaciones encontraba justificación. El aperitivo de su motivo.

Guardiola: "Es un jugador único; con Messi se me acaban los adjetivos, ya no tengo más"


Porque cuando el partido se ofuscaba con el tanto inicial del argentino, Messi lo reanimó con una obra maestra. Pero llegaría otro. El tercero. También del argentino, que encadenó su segundo hat-trick en la Liga -al anterior fue ante el Valencia-, el tercero del curso firmado por el jugador más determinante de los azulgrana: el cuarto tanto, un penalti transformado por Ibrahimovic, también fue provocado por él. "Ibra es delantero y necesita hacer goles", razonó su generosidad Messi."Yo estoy satisfecho con Ibra. Ha dado un salto. Ha vuelto a ser el del inicio de curso", dijo Guardiola.

El argentino podía haber sumado un gol más en su fulgurante carrera hacia el pichichi. En un abrir y cerrar de ojos, había igualado su mejor registro goleador en la Liga, 23 tantos cuando al curso aún restan 11 partidos por disputar. Llegarían dos más para elevar la cuenta a 25, una marca que amenaza la de Wayne Rooney (27 goles con el Manchester) hacia la Bota de Oro.

Autor de 11 de los 14 últimos tantos del Barça, Messi suma ya 35 este curso, una cifra que le sitúa a la altura de los mejores de la historia azulgrana, como recordó Joan Laporta. Con el arreón final del Zaragoza, Guardiola sólo pudo bendecir la desaparición del flemón.

Laporta: "Messi es genial, resolutivo; con Cruyff, el mejor jugador de nuestra historia"

"Messi es único", describió Guardiola. "Tiene este gen competitivo, lo quiere jugar todo. A su edad, que alguien haga estas cosas... A mí se me acaban los adjetivos, ya no tengo más". El entrenador azulgrana tuvo un gesto elegante y deportivo durante la goleada. Aficionados azulgrana coreaban un "a segunda, a segunda" para provocar a la zaragocista, y el técnico reclamó silencio .

Noticias Relacionadas