Domingo, 21 de Marzo de 2010

Diego Armando Messi

Nueva exhibición 'maradoniana' del 10 del Barça, que firma otro ‘hat-trick’ y abusa del Zaragoza

ENRIQUE MARÍN ·21/03/2010 - 23:24h

A lomos de un Messi de otro planeta, Diego Armando Messi, el Barça vuelve al escenario que más le gusta y con el argentino exhibiendo todo su talento. Qué recital, qué manera de hacer jugadas con el balón atado a los pies y sobresalir en un equipo que juega como nadie al fútbol. El argentino se ha empeñado en reivindicar su trono mundial y de ello se beneficia el Barça.

Con partidos cada tres o cuatro días. Donde la competición se encarga de mantener al equipo a punto y las rotaciones de Guardiola cobran sentido, pues le permiten que todos sus jugadores se sientan, más que importantes, necesarios. Pep, que utiliza la sala de prensa para mandar mensajes certificados a sus jugadores, priorizó la Liga antes de subirse al tren que llevó a su equipo a Zaragoza porque es lo que toca hasta que llegue el Arsenal.

La tensión con la que los azulgrana saltaron a La Romareda demuestra que el vestuario entendió lo que les pidió su entrenador. Sin Xavi, aún en periodo de recuperación, y con Iniesta en el banquillo, Guardiola alineó un centro del campo con Busquets en el centro, flanqueado por los africanos Touré y Keita. Sergio ha adquirido la jerarquía suficiente como para ejercer de jefe de operaciones. Su caso es semejante al de Piqué, quien tuvo de acompañante a Milito para que Puyol pudiera descansar.

Por si había alguna duda de que un flemón no podía privar al Barça y al fútbol de Messi, al argentino le sobraron cinco minutos para volver a marcar. Un pésimo despeje de Diogo cayó en los pies de Ibrahimovic, que vio a Pedro entrando por la izquierda. El centro del canario pilló reculando a toda la defensa del Zaragoza, que dejó rematar a Messi de cabeza. El 10 siempre ha tenido un protagonismo estelar en el Barça, pero últimamente está siendo aún más relevante. Más maradoniano, se podría decir.

Previsible Zaragoza

El Zaragoza no se descompuso con el gol de Messi, pues cuando éste llegó aún no le había dado tiempo a componerse. Gay fue muy previsible y no hizo nada que Guardiola no esperara. De hecho, el Barça recobró su dibujo habitual, con Ibra en punta y Messi y Pedro en sus flancos habituales. En vista de que el Zaragoza parecía olvidar que para inquietar a Valdés le hacía falta organizarse desde el balón, el Barça metió el partido en formol a la espera de que Messi, aletargado, apareciera para resolver. Ibra tampoco estaba, pero al sueco hace tiempo que no se le espera. Ya volverá.

El cambio de Lafita por Edmilson evidenció que Gay hizo un buen diagnóstico de la primera parte. Aunque tardó, quizás no más de lo previsto, Guardiola dio entrada a Iniesta por Touré. Al Barça le faltaba criterio para rentabilizar su posesión, pero antes de que Iniesta pudiera tener alguna incidencia en el partido, Messi se inventó otra jugada maradoniana y sentenció. Aún le dio tiempo a La Pulga a buscarle las cosquillas a Roberto y firmar un nuevo hat-trick. El dato lo dice todo: de los últimos diez goles que lleva el Barça en Liga, nueve los ha marcado Messi.

La antítesis es Ibrahimovic, negado de cara a puerta, y que sólo fue capaz de marcar el décimo de penalti. Un penalti provocado por Messi en un escándalo de jugada, que Contini sólo pudo parar haciéndole falta. Antes, Colunga había maquillado el resultados al aprovechar dos agujeros de la zaga azulgrana.

Ficha técnica

Zaragoza (2): Roberto; Diogo, Jarosik, Contini, Ponzio; Gabi, Edmilson (Lafita, m. 46); Arizmendi (Colunga, m. 61), Ander, Eliseu y; Suazo (Pennant, m.74).

Barcelona (4): Valdés; Alves, Piqué (Puyol, m. 69), Milito (Márquez, m. 73), Maxwell; Touré (Iniesta, m. 62), Busquets, Keita; Messi, Ibrahimovic y Pedro.

Goles: 0-1. M. 5. Messi, de cabeza, a centro de Pedro. 0-2. M. 65. Messi le gana en la disputa a Ander, sortea en carrera a Jarosik, recorta por dos veces a Contini y cruza al palo largo de la portería de Roberto. 0-3. M. 77. Messi, desde el borde del área. 1-3. M. 84. Balón en largo a Colunga, que gana en carrera a Márquez y bate a Valdés de tiro cruzado. 2-3. M. 88. Colunga, solo ante Valdés. 2-4. M. 90. Ibrahimovic, de penalti.

Árbitro: Delgado. Mostró tarjeta amarilla a Touré, Jarosik, Diogo, Maxwell, Alves y Contini.

La Romareda: 34.000 espectadores.