Lunes, 22 de Marzo de 2010

Una plataforma on-line quiere matar a las consolas

OnLive, la primera aplicación de videojuegos en red, saldrá al mercado de EEUU el 17 de junio

ROBERTO ARNAZ ·22/03/2010 - 07:25h

Una captura de una pantalla de OnLive muestra el funcionamiento de la plataforma.

Wii, Xbox 360 y PlayStation 3 son carísimas antiguallas que tienen los días contados. Así de claro lo tiene Steve Perlman, presidente de OnLive, la primera plataforma de juegos a través de Internet, que se hace llamar a sí mismo "el asesino de las videoconsolas". Con los sistemas de Nintendo, Microsoft y Sony aún en los albores de su ciclo vital, Perlman amenaza con acabar con esta generación de consolas de un plumazo. Su idea es muy sencilla: ¿para qué comprar un costoso hardware y gastar cientos de euros en juegos si gracias a Internet y la conexión de banda ancha se puede disfrutar de ellos por el módico precio de una suscripción mensual? El 17 de junio, coincidiendo con el final del E3 (la mayor feria de videojuegos del mundo, que se celebra en Los Ángeles), OnLive verá la luz en 48 de los 50 Estados de EE UU. Será el momento de comprobar si Perlman tiene razón.

El presidente de OnLive no duda de su proyecto y es ambicioso. "Vamos a cambiar la forma en la que los videojuegos son creados, comercializados y jugados", aseguró durante la presentación de su servicio en la Games Developer Conference, celebrada la pasada semana en San Francisco. Perlman ha ideado un sistema de videojuegos bajo demanda instantáneo a través del cual los usuarios podrán acceder en streaming (sin descarga) a los contenidos, sin necesidad de utilizar cartuchos, CD, DVD o discos Blu-ray.

En todo caso, para disfrutar del servicio será necesaria una conexión de al menos 1,5 megas para el servicio estándar, y de cinco megas para el de alta definición. La fiabilidad de la conexión es una de las causas por las que el lanzamiento de OnLive, previsto para este invierno, se ha retrasado hasta el verano.

Cortes en la conexión

"El mayor problema al que nos hemos enfrentado es adaptarnos a las conexiones de nuestros clientes, a los cortes y a las señales compartidas por varios usuarios", explica Perlman. Este pionero de Internet, con más de 100 patentes a sus espaldas, dice haber solucionado el problema situando centros de datos en San Francisco, Chicago, Washington, Atlanta y Dallas, separados por un máximo de 1.600 kilómetros y diseñados para que encuentren la ruta óptima para llegar sin cortes a los clientes.

OnLive no es la única compañía empeñada en acabar con las videoconsolas

OnLive no es la única compañía empeñada en acabar con las videoconsolas. La plataforma de InstantAction también permitirá a sus usuarios acceder on-line a una gran variedad de juegos. La empresa, que hasta ahora se había centrado en juegos para navegadores web, quiere entrar ahora en la distribución digital de juegos completos para PC. InstantAction ofrece descargar los juegos progresivamente, de manera que el usuario puede disfrutar de los primeros veinte minutos gratis, para después elegir entre comprarlo y descargarlo, o seguir jugando y pagar por fracciones de tiempo. Aún no se ha establecido una fecha de lanzamiento, pero en InstantAction aseguran que la tecnología está "lista y en marcha".

Otra compañía estadounidense también se ha animado a desarrollar su propia plataforma de videojuegos on-line. Otoy, conocida en Hollywood como empresa de efectos especiales, ha sido la última en dar el salto, aunque con una finalidad algo distinta a la de OnLive e Instant Action. Otoy no sólo será una plataforma de juegos, sino que además estimulará a los desarrolladores independientes para que cuelguen sus juegos en su portal. Aseguran que serán capaces de tener en funcionamiento hasta 3.000 videojuegos en streaming, según ha afirmado su director ejecutivo, Juler Urbach, que asegura que son capaces de "proporcionar juegos en alta definición por sólo 10 céntimos la hora".