Domingo, 21 de Marzo de 2010

Netanyahu se verá las caras con Obama

El encuentro será el martes en Washington. El primer ministro israelí asegura que seguirá con su política de asentamientos

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·21/03/2010 - 19:31h

EFE - El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, junto al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien criticó hoy severamente el bloqueo israelí sobre la franja de Gaza, que dura más de cuatro años.

El enviado de EEUU para Oriente Medio, George Mitchell, ha invitado al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para que se entreviste con el presidente estadounidense, Barack Obama, el martes en Washington. Así lo confirmó un portavoz de la Embajada de EEUU en Tel Aviv en la alusión al encuentro esta tarde entre Netanyahu y Mitchell, que se haya de nuevo en la región para intentar reactivar el proceso de negociación entre israelíes y palestinos.

El portavoz precisó que Obama y Netanyahu abordarán en la reunión de Washington varios asuntos, entre los que destaca el proceso de paz. En tanto, The Sunday Times informa de que el primer ministro israelí solicitará al Gobierno estadounidense bombas antibúnker de última generación para un eventual ataque contra las instalaciones nucleares iraníes.

Netanyahu tiene previsto partir hacia EEUU esta misma noche junto al titular de Defensa, Ehud Barak, para tomar parte en la convención anual del "lobby" judío AIPAC (Comité de Asuntos Públicos Americano-Israelí).

Sin embargo, y lejos de querer aliviar la tensión entre ambas administraciones, el jefe del Ejecutivo israelí afirmó, horas antes de volar a EEUU, que no tiene pensado variar su política de construcción de colonias judías en Jerusalén. "Construir en Jerusalén es como construir en Tel Aviv y tenemos que dejar esto claro a los (norte)americanos", llegó a declarar, según informaron los medios locales.

"Mensaje claro e incisivo"

Netanyahu abrió esta mañana la reunión semanal con su gabinete de ministros afirmando que "el mensaje de Israel durante la visita a EEUU será claro e incisivo: Nuestra política (de construcción) en Jerusalén es la misma de los últimos 42 años", fecha en la que el Estado judío ocupó la parte este de la ciudad, de población árabe, tras ganar la Guerra de los Seis Días, en 1967.

La tensión entre Israel y su principal aliado se inició la pasada semana cuando las autoridades israelíes aprobaron un plan para construir 1.600 viviendas en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este, un día después de que Mitchell anunciase el reinicio de conversaciones de paz indirectas y durante la visita del vicepresidente norteamericano, Joe Biden.

"Construir en Jerusalén es como construir en Tel Aviv"

EEUU consideró "insultante" el anuncio y Biden "condenó" con firmeza la decisión, tras lo que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, pidió a Netanyahu que la anule, se comprometa a incluir en las negociaciones los asuntos clave y haga gestos para generar un clima positivo y demostrar a los palestinos su compromiso con el proceso de paz.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, pidió luego su anulación a Netanyahu y el compromiso de incluir en las negociaciones los asuntos clave así como gestos para generar un clima positivo y demostrar a los palestinos su compromiso con el proceso de paz.

Medios israelíes y estadounidenses apuntan a que esos gestos podrían ser la liberación de parte de los 10.000 presos palestinos en cárceles israelíes, la retirada de barreras al movimiento en Cisjordania o la relajación del férreo bloqueo israelí sobre Gaza que hoy mismo, el propio secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, condenó durante su visita a la franja.

El Parlamento israelí es el más racista de todos los tiempos

El actual Parlamento israelí (Kneset) es el más racista de todos los tiempos, según denuncia una organización defensora de los derechos de los ciudadanos árabes-israelíes con motivo del Día Internacional contra el Racismo. Según el Centro Mossawa, la ONG defensora de los derechos de los ciudadanos árabes de Israel, en la legislatura iniciada en 2009 la Kneset ha estudiado 21 leyes consideradas "discriminatorias y racistas", lo que supone un incremento del 75% con respecto al año anterior.

La organización afirma que en 2008 el Parlamento israelí analizó 12 leyes consideradas problemáticas en ese sentido, y que en 2007 fueron 11 las que llegaron a la mesa de los legisladores. El centro apunta en su informe anual sobre la discriminación racista en Israel que el hecho de que la actual cámara sea considerada la más racista desde el establecimiento del Estado en 1948 es un fenómeno preocupante, y que esas legislaciones seguirán en aumento a no ser que el Comité Ministerial para Asuntos Legislativos tome cartas en el asunto de manera inmediata.

"Nunca hemos sido testigos de una Kneset tan activa en leyes discriminatorias y racistas contra los ciudadanos árabes del Estado", afirman los autores del informe, Lizi Sagi y Nidal Ottman. "Diputados de la Kneset con opiniones extremistas están expresando sus puntos de vista sin ningún tipo de vergüenza ni oposición. Promueven legislaciones discriminatorias y racistas que pintan a los ciudadanos árabes del Estado de Israel como una amenaza demográfica", aseveró el director del centro, Jafar Farah.

Noticias Relacionadas