Domingo, 21 de Marzo de 2010

Netanyahu asegura que construir en Jerusalén es como hacerlo en Tel Aviv

EFE ·21/03/2010 - 11:17h

EFE - Fotografía cedida por el Ministerio de Defensa israelí que muestra al enviado de la Casa Blanca para Oriente Medio, George Mitchell (dcha), reunido con el ministro de Defensa israelí Ehud Barak (izda) en Tel Aviv (Israel).

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró hoy que "construir en Jerusalén es como construir en Tel Aviv", horas antes de volar a EEUU, tras la crisis por la ampliación de una colonia judía en el este de la ciudad, territorio palestino ocupado.

Netanyahu abrió esta mañana la reunión semanal con su gabinete de ministros afirmando que "el mensaje de Israel durante la visita a EEUU será claro e incisivo: Nuestra política (de construcción) en Jerusalén es la misma de los últimos 42 años", fecha en la que el Estado judío ocupó la parte este de la ciudad, de población árabe, tras ganar la Guerra de los Seis Días, en 1967.

"Construir en Jerusalén es como construir en Tel Aviv y tenemos que dejar esto claro a los (norte)americanos", declaró, según informaron los medios locales.

Netanyahu volará esta noche a EEUU junto al titular de Defensa, Ehud Barak, para tomar parte en la convención anual del "lobby" judío AIPAC (Comité de Asuntos Públicos Americano-Israelí).

Durante la visita, el jefe del Gobierno israelí hablará sobre paz, seguridad, Irán y Jerusalén con representantes de la Administración de Barack Obama, según informó hoy la versión digital del diario Yediot Aharonot.

La tensión entre Israel y su principal aliado comenzó la pasada semana cuando las autoridades israelíes aprobaron un plan para construir 1.600 viviendas en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este, un día después de que Mitchell anunciase el reinicio de conversaciones de paz indirectas y durante la visita del vicepresidente norteamericano, Joe Biden.

EEUU consideró "insultante" el anuncio y Biden "condenó" con firmeza la decisión.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, pidió luego su anulación a Netanyahu y el compromiso de incluir en las negociaciones los asuntos clave así como gestos para generar un clima positivo y demostrar a los palestinos su compromiso con el proceso de paz.

Medios israelíes y estadounidenses apuntan a que esos gestos podrían ser la liberación de parte de los 10.000 presos palestinos en cárceles israelíes, la retirada de barreras al movimiento en Cisjordania o la relajación del férreo bloqueo israelí sobre Gaza.