Domingo, 21 de Marzo de 2010

Las Damas de Blanco piden a Moratinos que la posición de UE con Cuba no debe cambiar

EFE ·21/03/2010 - 10:20h

EFE - Damas de Blanco durante la sexta marcha ayer, 20 de marzo, en La Habana (Cuba).

La portavoz de las Damas de Blanco en Europa, Blanca Reyes, ha pedido al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que reconsidere su pretensión de suavizar la posición común de la UE con Cuba al asegurar que este cambio de relación no favorece el fin de una "dictadura feroz".

Reyes, en declaraciones a Efe, ha demandado al Gobierno de España y al de los otros socios europeos mantener la política de firmeza vigente desde 1996, que supedita el diálogo con el régimen castrista a que haya avances hacia la democracia y respeto a los derechos humanos.

"La posición común no se puede cambiar y el que quiera intentarlo, me parece que no sabe el problema que hay en Cuba", ha asegurado la portavoz de las Damas de Blanco, el colectivo de familiares de los 75 opositores detenidos en 2003 en la isla.

Reyes está exiliada en España desde abril de 2005, cuando vino acompañando a su esposo, el escritor y periodista Raúl Rivero, uno de los integrantes del grupo de los disidentes condenados hace siete años acusados de conspiración, de los que 53 permanecen en prisión.

Según Reyes, a ella le corresponde hablar de la política cubana y no del jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y de Moratinos -"quienes me trajeron a España"-, pero ha lamentado su condescendencia con el régimen de los hermanos Fidel y Raúl Castro.

"No apruebo que ellos (Zapatero y Moratinos) sigan siendo amigos de un dictador", ha subrayado Reyes, quien les ha rogado que "abran los ojos" ante la realidad de Cuba, al igual que a otros gobiernos latinoamericanos que dan apoyo al régimen.

En su opinión, lo que pretenden los Castro no es abrir la puerta a la democracia, sino que "Cuba siga estancada en el año 1959", el año en que comenzó la revolución.

Moratinos se ha marcado como reto durante la presidencia española de la UE sustituir la posición común por una relación bilateral que comprometa a las autoridades de La Habana a liberar a los presos y respetar los derechos humanos.

Reyes ha trasladado toda su solidaridad a sus compañeras de las Damas de Blanco después de la represión ejercida contra ellas por la Policía cubana en algunas de las manifestaciones celebradas esta semana en La Habana en recuerdo de los disidentes en prisión.

"No hay ninguna justificación en el mundo para lo que han hecho con estas mujeres, que son mujeres indefensas, que sólo llevan gladiolos en sus manos", ha recordado.

A su entender, esta violenta reacción y lo ocurrido en los casos de huelga de hambre de Guillermo Fariñas y del fallecido Orlando Zapata ponen de manifiesto que "el Gobierno cubano tiene mucho miedo y sabe que está en un momento muy difícil".

Bertha Bueno es otra de las Damas de Blanco que llegó a España después de que deportaran a su esposo, Alejandro González Raga, en febrero de 2008 junto con José Gabriel Ramón Castillo, Omar Pernet y Pedro Pablo Álvarez, todos ellos del grupo de los 75.

En declaraciones a Efe, Bueno ha reclamado "más solidaridad y más firmeza a la hora de exigir que el régimen no haga lo que le venga en gana". "Si todos los países presionasen, soltarían a los presos", ha apostillado.

Ha recordado que la única razón por la que siguen encarcelados alrededor de 200 disidentes es "por pensar diferente al régimen y denunciar el maltrato".