Domingo, 21 de Marzo de 2010

Otro joven palestino muere a causa de los disparon israelíes en Cisjordania

El suceso se produjo por los enfrentamientos ayer entre fuerzas de seguridad israelíes y palestinos en Iraq Burín

PUBLICO. ES / EFE ·21/03/2010 - 10:31h

Dos Jóvenes palestinos reciben tratamiento médico en un hospital de Naplusa tras resultar heridos en los enfrentamientos en Iraq Borín. EFE

Un segundo adolescente palestino ha muerto este domingo por las heridas de bala sufridas a causa de los disparos de soldados israelíes durante una protesta ayer en el norte del territorio ocupado de Cisjordania, según informaron fuentes médicas.

El joven, de nombre Useid Abed An-Naser Qadus y dieciséis años de edad, fue operado en el hospital Rafidya de Naplusa de una herida de bala que recibió en el estómago en el curso de los disturbios con soldados y colonos judíos en el poblado de Iraq Burín.

El adolescente murió, según precisa la agencia palestina Maan , a causa de la pérdida de sangre pese a recibir doce transfusiones.

Segundo muerto en los enfrentamientos

Otro palestino de la misma edad y la misma familia, Mohamed Ibrahim Qadus, perdía la vida ayer por un disparo israelí en la cabeza, cuando los soldados abrieron fuego contra los habitantes de Iraq Burían que mantenían un enfrentamiento con un grupo de unos quince colonos judíos que se habían acercado al poblado.

El Ejército impidió al personal de la Media Luna Roja acercarse al herido, según testigos en la zona.

El Ejército argumenta que desplazó a sus hombres a la zona para evitar "enfrentamientos" con motivo de "disturbios violentos e ilegales" y que empleó "varios tipos de material antidisturbios", incluidas balas recubiertas de caucho, pero en ningún caso fuego real.

En un comunicado, el Ejército israelí asegura que dos palestinos fueron alcanzados por las balas recauchutadas, munición que puede ser letal si se emplea a corta distancia y contra determinadas partes del cuerpo.

Testigos y fuentes médicas aseguran que los militares dispararon también balas reales.

Los enfrentamientos coinciden con la visita a la zona del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, quien quiso recordar ayer la ilegalidad de todos los asentamientos israelíes sobre cualquier territorio palestino.

Nuevas tensiones

Los territorios palestinos ocupados de Jerusalén Este y Cisjordania son escenario de una nueva oleada de disturbios desde que el Gobierno israelí aprobó hace un mes la inclusión como "patrimonio nacional israelí" de dos sitios sagrados situados en territorio palestino.

Se trata de la Tumba de los Patriarcas, en Hebrón, y de la matriarca Raquel, cerca de Belén, ambos en Cisjordania y venerados tanto por judíos como por musulmanes.

Ayer tenía lugar el segundo bombardeo israelí en territorios palestinos en sólo 24 horas, que ha dejado cerca once heridos en Gaza, dos de ellas de gravedad.