Domingo, 21 de Marzo de 2010

Las lecciones de la tragedia de Horta

El choque político en la Comisión del Parlament por el incendio en el que murieron cinco agentes no impide el acuerdo. Los bomberos reconocen que ahora actuarán de forma más conservadora

ALBERT MARTÍN VIDAL ·21/03/2010 - 09:30h

Manu Fernández - Comparecencia del equipo de bomberos ante la comisión parlamentaria.

Una controversia que se ha prolongado durante meses. Una tensión en el Parlament de Catalunya como pocas veces se había visto. Bomberos asegurando que tenían "miedo" a los diputados. Lágrimas día sí y día también, ante las preguntas de sus señorías. Y la constante trifulca entre los partidos del Govern y los de la oposición a cuenta de la actuación en el incendio de Horta de Sant Joan (Tarragona) que se saldó con 5 muertos.

La comisión de investigación parlamentaria de la tragedia del pasado mes de julio se ha cerrado esta semana con un documento de conclusiones aprobado por todos los partidos para equipar mejor al cuerpo, reforzar su estructura de mando y coordinación, profundizar en su formación y mejorar las políticas de prevención de incendios medidas en parte anunciadas por el conseller de Interior, Joan Saura, en enero. Por supuesto, el documento se cerró con sonoro encontronazo en lo político, ya que CiU, PP y Ciudadanos exigieron, sin éxito, dimisiones.

Equipar mejor a los bomberos

Esta batería de propuestas se ha elaborado para tratar de evitar que dos situaciones que se dieron en el incendio puedan repetirse: una de ellas tiene que ver con la falta de mando que se produjo cuando el jefe del operativo, Delta 0, se vio forzado a abandonar el centro de operaciones por la imposibilidad de seguir desde allí el avance de las llamas. El segundo aborda el equipamiento de los bomberos y de sus medios aéreos para aumentar la seguridad de las unidades.

Los sindicatos exigen velar por el cumplimiento de las resoluciones

Diversas fuentes consultadas coinciden en que a pesar de las 66 medidas acordadas, que serán votadas por el Parlament este miércoles dando carpetazo definitivo, el acuerdo deja flecos sueltos. Los sindicatos, que han jugado un papel de constante crítica a Interior, exigen velar por el cumplimiento de las resoluciones. Una de sus preocupaciones estriba en el notable aumento del presupuesto para el cuerpo que supondrá el acuerdo. "Serán varios millones de euros", señalan desde Interior, que ironizan con que "por una vez no habrá críticas en el Parlament".

Otra cuestión por resolver es hasta qué punto el trance cambiará la actuación de los bomberos. Distintos mandos del cuerpo han recordado a lo largo de la comisión que su trabajo se basa en la "confianza mutua", algo que la crítica constante ha desgastado.

Cambio de mentalidad

Fuentes del cuerpo afirman que el fuego de Hortaque además de los fallecidos dejó un herido muy grave supondrá un cambio en la mentalidad con que se afrontan los incendios y desembocará en intervenciones más conservadoras: "Sería terrible que hubiera otro accidente". A esto aludió Marc Castellnou, mando de los Graf unidades de élite a las que pertenecían los fallecidos cuando pidió un cambio de mentalidad: "Si el bosque quema, que queme".

El Parlament cerrará así un episodio que ha vivido momentos de gran tensión

El Parlament cerrará así un episodio que ha vivido momentos de gran tensión, como cuando un mando encendió una cerilla y acusó a la oposición de actuar por electoralismo. La mayoría de sus colegas no pudieron reprimir las lágrimas y hubo alertas sobre una segunda victimización de los afectados, que forzó, incluso, un cambio de actitud en los diputados.

"Ha sido muy duro. En mi carpeta tenía apuntadas dos palabras: tono y serenidad", admite el ponente de CiU, Jordi Turull. "Es muy difícil preguntar a alguien cuando rompe a llorar; aunque no era un juicio a estas personas, lo he pasado mal, sinceramente". El siguiente capítulo, en un escenario muy distinto: en un juzgado .