Sábado, 20 de Marzo de 2010

Obama anima a sus filas a hacer historia

La reforma sanitaria que se vota hoy en el Congreso necesita 216 votos para aprobarse

ISABEL PIQUER ·20/03/2010 - 22:00h

Protesta contra la ley.

El Capitolio se convirtió ayer en el escenario central de la batalla por la reforma sanitaria. Dentro, Barack Obama arengó a las tropas demócratas para prepararlas al asalto final. Fuera, cientos de manifestantes conservadores protestaban airadamente mientras los republicanos amenazaban con matar la ley.

"Tenéis la oportunidad de cumplir las promesas que hicisteis", dijo Obama a los congresistas demócratas, animándoles a hacer historia y aprobar una reforma que lleva décadas encallada. "Es uno de esos momentos en los que podéis deciros: Éste es el motivo por el que me metí en política, por el que decidí ser un funcionario público y hacer sacrificios", añadió, explicando los beneficios que aportará la ley.

La votación de hoy promete ser larga y complicada. Los demócratas abandonaron ayer el procedimiento expeditivo que querían usar, así que la Cámara deberá votar tres veces: sobre la forma de la votación, sobre el proyecto de ley aprobado en diciembre por el Senado y finalmente sobre las enmiendas al proyecto.

Al cierre de esta edición los demócratas no las tenían todas consigo. Les faltaban una docena de votos para llegar a los 216 necesarios. Los 178 republicanos tenían previsto votar todos en contra junto con 21 demócratas.