Domingo, 21 de Marzo de 2010

La crisis, de vacaciones en Semana Santa

El sector del turismo registra una mejora del 10% en las reservas

ANA TUDELA ·21/03/2010 - 08:40h

Algunos destinos ya están entre un 80% y 90% de ocupación. - EFE

Hartos de crisis, de malas noticias, de incertidumbre y también de vientos, nieves y fríos, los españoles se disponen a demostrar en Semana Santa que el sector del turismo puede haber iniciado la recuperación. A tres semanas de su primer examen importante del año y tras unos efímeros días de sol en los que hasta ha parecido que el invierno tiene fin, agencias de viajes, hoteles y cruceros consultados por Público coinciden en la previsión: este año la Semana Santa será mejor que el pasado. Ligeramente, sin grandes alegrías ni cifras como las de antes de la recesión, pero mejor.

"A tres semanas de Semana Santa, los hoteles están a un nivel de reservas por Internet de entre el 8% y el 10% por encima del año pasado" por las mismas fechas "y las reservas por agencia entre un 6% y un 7% mejor", comenta Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).

Las buenas noticias se reparten entre la playa y el turismo cultural y religioso. "Tenerife y Gran Canaria pueden llegar a superar el 80% de ocupación en Semana Santa", añade Molas, y "Zamora, el 90% de media". Andalucía (a pesar de los problemas causados por la climatología que les obliga a trabajar contrarreloj para tener todo listo), Balears y el litoral mediterráneo también esperan mejorar las cifras del año pasado. En Halcón Viajes y Ecuador, las agencias de Globalia, aseguran que "la facturación ha crecido un 10% respecto a 2009" en estas fechas.

Último momento

José Manuel Marciñeiras, presidente de la asociación de agencias de viajes Aedave, recuerda que es complicado hacer pronósticos, porque "las reservas se siguen haciendo, en buena medida, en el último segundo" desde que empezó la crisis. Aún así, prevé que "este año será mejor", con "las islas, los cruceros y el turismo doméstico con valor añadido, como los hoteles con spa", entre las preferencias de los españoles, los protagonistas casi absolutos del turismo de Semana Santa. "Si el tiempo y las noticias acompañan, no se generan nuevas inquietudes que den inseguridad" al potencial viajero, "todo indica que puede ser una Semana Santa aceptable", añade.

Para Jesús Martínez, presidente de honor de la asociación de agencias de viajes Feaav, el problema para quien piense viajar con un paquete vacacional puede estar en que no encuentre plaza. Los touroperadores contratan el producto (vuelo charter, etc.) en diciembre o enero, y desde el año pasado han reducido las plazas para curarse en salud ante la caída de la demanda.

Lo que parece claro es que "existe unanimidad en que el mercado está más animado"

En Globalia, grupo que además de Halcón Viajes, Ecuador y Air Europa incluye al touroperador Travelplan, aseguran sin embargo que han doblado la oferta para Semana Santa con respecto al año pasado.

Lo que parece claro es que "existe unanimidad en que el mercado está más animado. No hay un cambio espectacular, pero parece que ya se tocó fondo y que este año será ligeramente mejor", añade Martínez.

"El mercado se ha quedado muy atrasado a causa de la climatología, por las imágenes de temporales que se han visto, pero cuando ha salido el sol se ha animado el trabajo en las agencias, lo que demuestra que el mercado estaba retenido", comenta.

Jesús Marco, presidente de la asociación de alojamientos de turismo rural Asetur, que representa a 4.500 establecimientos con un total de 70.000 plazas, también cree que "se está notando repunte, aunque lento. La gente, con la crisis, hasta última hora no hace planes". A pesar de todo su pronóstico es: "En Semana Santa, vamos a estar al completo. Hay una tendencia del turismo hacia zonas menos masificadas, más tranquilas. Los pueblos donde están los alojamientos rurales dan servicios con una buena relación entre calidad y precio y eso incluso es un atractivo en época de crisis".

Los cruceros se han convertido en un símbolo para el sector de cara a los cuatro días festivos. Las plazas se han cubierto casi al 100% gracias a los mejores precios y al ajuste de la oferta.