Sábado, 20 de Marzo de 2010

Guti, el desfibrilador

El '14' saca al Madrid del estado comatoso en el que se mostró durante el primer tiempo

LADISLAO J. MOÑINO ·20/03/2010 - 21:55h

AFP PHOTO - Cristiano Ronaldo felicita a Higuaín, autor del tercer gol del Madrid.

Si el fútbol es un transmisor de emocional, el Madrid estuvo muerto 45 minutos. No levantó cabeza hasta que Guti no pisó el campo. Ya fue el mejor de largo en la catástrofe del Lyon. Tuvo Guti un efecto desfibrilador en ese estado comatoso en el que el Madrid estuvo durante la primera mitad. En ese tiempo el Madrid dio síntomas de estar procesando todavía la envergadura de la eliminación europea. El Bernabéu también. Guardó un silencio vegetal, acorde con el fútbol que le ofreció su equipo en esa primera parte para olvidar. Tan solo lo reanimaban las aventuras solitarias de Cristiano. En eso, el portugués es el otro gran desfibrilador de este equipo. Ahora mismo es la única corriente que arranca decibelios del Bernabéu cuando los partidos no son de nadie. Fue la única chispa capaz de recordar que parte de este juego consiste en el disfrute del personal.

Bueno, también Lass, pero en su caso por lo mal que se lleva con la pelota en cuanto cruza la línea divisoria. Lo alineó Pellegrini de falso interior izquierdo. Un lastre. Hay ocasiones en las que Lass tuvo que colocarse para recibir de espaldas. Si de frente tiene problemas, de espaldas se le anula su condición de futbolista. No está capacitado para girarse, driblar y pasar. Así lo debió entender Pellegrini que le castigó con en la ducha y sin balón en el descanso.

Entró Guti y todo cambió. El valor del pase, de ver el fútbol un poco más alla del panorama funcionarial de Lass le da otro aire al Madrid con él en la hierba. Puede que Guti no hiciera el partido de su vida, pero este equipo necesita fútbol, por más que los números lo recubran de lo que no es todavía. Un conjunto atractivo, que no sólo funcione a espasmos de sus pegadores. Si Pellegrini sigue en el cargo la temporada que viene es el trabajo que tendrá que desarrollar. La grandeza de los equipos que hicieron historia se mide en su capacidad para desarmar y psar por encima delos contrarios del minuto uno al 90. No sólo a ratos o cuando la necesidad aprieta como ayer.

El Sporting jugó un partido blando y no supo hurgar en la herida blanca

No se ha encontrado el Madrid en toda la temporada un equipo tan manso como el Sporting. Se presentó con futbolistas como Rivera, Castro o De las Cuevas que se animaron poco. No hurgó demasiado el Sporting en la herida del Madrid. Y eso que se puso por delante con un gol de Barral que pilló a la defensa de Casillas en la luna. Pero no dio tiempo a que la mecha se encendiera. Juan Pablo hizo el peor de los despejes posibles en un lanzamiento de libre directo de Cristiano. El balón iba fuerte, pero centrado. Y al centro se lo regaló Juan Pablo a Van der Vaart, que lo amortiguó de manera dudosa con los antebrazos de empujarlo. No había pasado ni un minuto. Así que el Bernabéu no fue ese infierno para el que se estaba preparando. La mansedumbre del Sporting siguió de inmediato. Esta vez en un córner que Cristiano desvió al segundo palo y allí, sin más marcaje que el del palo, Xabi Alonso lo remachó.

Fue uno de esos minutos de fútbol espasmódico de los que el Madrid saca tanto rédito. Sesenta segundos que justifican en parte el desembolso millonario realizado este verano. Pero hay más números que fútbol en este Madrid. Higuaín engordó los suyos con un gran gol después de que Casillas le sacara un mano a mano a De las Cuevas. Una jugada individual que también puso de manifiesto que el Sporting venía a jugar un partido de guante blanco. Su error fue que también lo extendió al balón.

Ficha técnica

Real Madrid (3): Casillas; Arbeloa, Garay, Ramos, Marcelo; Granero (Gago, m. 68), Xabi Alonso, Lass (Guti, m. 46); Van der Vaart (Raúl, m. 72); Higuaín y Cristiano.

Sporting (1): Juan Pablo: Lora, Botía, Gregory, Canella; Rivera, D. Camacho; Luis Morán (Carmelo, m. 70), De las Cuevas (Mateo, m. 70), D. Castro; y Barral (Bilic, m. 72).

Goles: 0-1. M. 52. Barral, casi desde el pico del área, de potente derechazo por alto . 1-1. M. 53. Falta que lanza Cristiano, Juan Pablo rechaza y Van der Vaart remacha a placer. 2-1. M. 55. Corner que saca Granero desde la derecha, Cristiano desvía con la cabeza al segundo palo y Xabi Alonso, también con la testa. 3-1. M. 67. Higuaín se va de dos defensores en la frontal del área y supera a Juan Pablo con un tiro raso.

Árbitro: Paradas. Amonestó a Higuaín, Garay y Juan Pablo.

Santiago Bernabéu: 70. 000 espectadores.