Sábado, 20 de Marzo de 2010

La iniciativa empresarial cae un 27% en 2009

El abandono de negocios y empresas ha aumentado un 52,8% respecto a 2008

ANA REQUENA ·20/03/2010 - 20:00h

Laura León - Más de 400.000 negocios privados cerraron en 2009.

Un dato más confirma que los dos últimos años han sido muy duros para los emprendedores. Desde julio de 2008 a julio de 2009, la actividad emprendedora en España cayó un 27,1%, según el Informe GEM de IE Business School, que analiza cada año la situación de la iniciativa empresarial en más de 50 países del mundo. "Es una mala noticia, resultado de un año excepcionalmente negativo a nivel macroeconómico", dice el director del Centro Internacional de Gestión Emprendedora del IE y principal encargado del estudio GEM, Ignacio de la Vega.

El Informe GEM cifra en 1,5 millones las empresas españolas que se encuentran en fase de consolidación, un dato que ha caído un 29,7% respecto al año anterior. Además, el abandono de negocios y empresas ha aumentado un 52,8% respecto a 2008, es decir, más de 400.000 iniciativas empresariales han cerrado.

El capital medio aportado por el emprendedor fue de 15.000 euros

Según los autores del GEM, la crisis económica es la explicación de la drástica disminución de empresas que crean o diversifican desde la matriz, así como de la disminución de empresas completamente innovadoras y de la caída de la exportación. No todo es negativo. Los expertos destacan la mejora de la competividad y el mayor uso de la tecnología de última generación por parte de más compañías.

"El perfil del emprendedor ha rejuvenencido en 2009", señala el informe. La edad media se sitúa ahora en 36 años y la actividad se ha masculinizado, ya que la participación femenina "se ha visto significativamente perjudicada por la crisis". Mientras que la participación de emprendedores ha caído un 22,1%, la de las emprendedoras ha bajado un 35%. "La brecha se ha ampliado y rompe la tendencia registrada en 2008, cuando las diferencias entre sexos se redujeron notablemente y se rozaba la igualdad entre hombres y mujeres", señala.

En 2009, el capital medio que se necesitaba para que un proyecto echara a andar se situó en 30.000 euros, una cantidad muy inferior a la de 2008, de 50.000 euros. El capital medio aportado por el emprendedor fue de 15.000 euros. El informe explica que la inversión informal ha aumentado "como respuesta a la dificultad de acceso al crédito bancario". Los autores del informe son optimistas en cuanto a las oportunidades para emprender, que se han incrementado en los últimos cinco años. Sin embargo, señalan importantes obstáculos, como la escasa formación emprendedora en la etapa escolar y las dificultades de acceso a la financiación para las personas que inician un nuevo proyecto.