Sábado, 20 de Marzo de 2010

El Bayern pierde en Fráncfort y Bremen derrota al Bochum

EFE ·20/03/2010 - 19:05h

EFE - Juvhel Tsoumou del Eintracht de Frankfurt celebra su gol contra el Bayern de Munich durante su partido de la Bundesliga alemana de fútbol jugado en el estadio Commerzbank Arena de Francfort, Alemania.

El Bayern Múnich perdió hoy, con dos goles encajados en los tres minutos finales del partido, por 2-1 ante el Eintracht Fráncfort, mientras que el Werder Bremen derrotó por 3-2 al Bochum y se metió en puestos europeos.

La manera como el Bayern encajó la derrota, después de haber estado adelante en el marcador desde el minuto 6 con un gol de Miroslav Klose, recuerda inevitablemente la legendaria final de la Liga de Campeones que los bávaros perdieron también por 2-1 ante el Manchester, con dos goles encajados en el descuento.

Por una ironía del destino, el Manchester es justamente el próximo rival del Bayern en la Liga de Campeones y hoy los bávaros mostraron muy poco -o más bien nada-que haga pensar que le pueda ofrecer resistencia al equipo de Alex Fergusson.

Después del gol de Klose, hoy sólo el Eintracht jugó al fútbol y generó una ocasión tras otra y no logró el empate más pronto sólo a causa de una buena tarde del meta bávaro Jörg Butt y a la falta de puntería de sus propios delanteros.

La banda izquierda del Bayern, donde hoy jugó Daniel Alaba, un jugador de 17 años, estuvo todo el tiempo abierta para el Eintracht y por allí llegaron los dos goles del Eintracht.

El primero se originó en un error claro del propio Alaba, que intentó hacer una devolución a Butt y Tsouumou se robó la pelota y marcó. Y en el segundo, el checo Martin Fenin regateó dentro del área a Alaba antes de meter un taponazo al segundo poste ante el que Butt nada pudo hacer.

Alaba -que había cumplido en los partidos anteriores- está jugando porque las lesiones han venido dejando al entrenador Louis Van Gaal sin defensas y eso muestra que probablemente el banquillo del Bayern no es lo suficientemente profundo lo que puede acarrearle serios problemas, en las tres competiciones en que se encuentra, en las próximas semanas.

Hoy, la derrota pone el peligro el liderato en la Bundesliga y en las semanas que vienen hay compromisos duros en la Liga de Campeones y en la Copa de Alemania, donde los bávaros juegan la semifinal ante el Schalke.

El Bremen, mientras tanto, volvió a dar ventajas defensivas -como las que dio ante el Valencia- pero está vez logró compensarla con calidad ofensiva y al final, tras estar por debajo en el marcador 1-0 y 2-1, se impuso por 3-2 con goles del peruano Claudio Pizarro, Marko Marin y Torsten Frings.

Pizarro, al igual que Mesut Özil, sólo entró en el segundo tiempo puesto que el entrenador Thomas Schaaf quería reservarlos para la semifinal de la Copa de Alemania contra el Augsburgo. Y Frings sólo jugo al final del partido debido a una lesión en la cara de Tim Borowski.

El Stuttgart, por su parte, se sacudió de la goleada encajada por 4-0 ante el Barcelona en la Liga de Campeones y derrotó por 2-0 al Hannover 96.

Para ese partido, el entrenador Christian Gross optó por dejar en el banquillo a Cacau para darle paso al rumano Ciprian Marica que le respondió con dos goles.

El Friburgo obtuvo tres valiosos puntos en la lucha contra el descenso al derrotar por 1-0 al Maguncia 05 mientras que el Núremberg y el Hoffenheim empataron sin goles.

El Colonia y el Borussia Mönchengladbach empataron el viernes a un gol.

La jornada la completarán el último partido de hoy, entre el Borussia Dortmund y el Bayer Leverkusen, y los duelos de mañana Hamburgo-Schalke y Wolfsburgo-Hertha.

Tanto el Leverkusen como el Schalke pueden despojar al Bayern del liderato con una victoria.