Sábado, 20 de Marzo de 2010

Once palestinos heridos en los bombardeos israelíes en el sur de Gaza

EFE ·20/03/2010 - 09:19h

EFE - Miembros de la Policía de Fronteras de Israel disparan gases lacrimógenos contra los palestinos durante un enfrentamiento en el campo de refugiados de Shuafat, en Jerusalén, ayer, 19 de marzo.

Once palestinos resultaron heridos anoche, dos de ellos de gravedad, por bombardeos de la aviación militar israelí en el sur de Gaza, los segundos en 24 horas, informaron fuentes médicas y testigos.

Los ataques llegan tras la muerte el pasado jueves en Israel de un inmigrante tailandés por un cohete lanzado desde la franja por un grupo palestino próximo a Al Qaeda.

Según testigos, los bombardeos fueron efectuados por aviones de combate y comenzaron en la zona del aeropuerto, construido en 1998 con la ayuda de cinco países -entre ellos España- y prácticamente destruido en distintos ataques israelíes desde 2001, tras el inicio de la segunda Intifada.

Los aviones atacaron después dos túneles de contrabando en la frontera entre Gaza y Egipto.

En ese bombardeo resultaron heridas las once personas, dos de ellas de gravedad, apuntaron fuentes médicas en el hospital Abu Yusef al-Nayar, en la ciudad de Rafah.

Un portavoz militar israelí aseguró que el objetivo de los ataques era un "lugar de actividad terrorista", sin dar más detalles.

Según sus datos, las milicias palestinas lanzaron ayer contra Israel un cohete del tipo Al-Kasam, fabricados a partir de caños de tuberías y que rara vez causan víctimas, aunque generan alarma social en Israel y presión sobre su Gobierno.

En la madrugada del jueves, tras la muerte del inmigrante tailandés, la aviación militar israelí ya bombardeó seis puntos de Gaza, aunque sin causar heridos.

Las autoridades israelíes habían anunciado una "respuesta dura" y el Ejército había advertido de que "no tolerará intento alguno de dañar a los ciudadanos y soldados" del país.

Ambos consideran al movimiento islamista Hamás, que gobierna Gaza, como el responsable de los ataques procedentes de la franja, pese a que su milicia, las Brigadas de Ezedín Al-Kasam, no los ha lanzado en más de un año y trata de frenar a los grupos yihadistas que los protagonizan.