Sábado, 20 de Marzo de 2010

El Papa ordena inspeccionar la diocésis irlandesas con casos de pederastia

Benedicto XVI pide a los sacerdotes implicados "responder ante Dios y los tribunales".

EFE ·20/03/2010 - 12:31h

El Papa durante una audiencia en el Vaticano. AFP

El Papa Benedicto XVI ha ordenado una inspección de diócesis y seminarios irlandeses implicados en los casos de pederastia y ha afirmado que los sacerdotes implicados deben "responder ante Dios y los tribunales".

Así lo ha manifestado en la Carta a los católicos irlandeses, hecha pública hoy por el Vaticano, en la que además expresa "abiertamente vergüenza y remordimiento" por los abusos sexuales a centenares de menores por parte de sacerdotes católicos ocurridos durante años en ese país .

En la misiva el Pontífice usa palabras muy duras contra los curas pederastas, acusa también a los obispos irlandeses de no haber sabido gestionar los casos ocurridos y dice que tienen que reconocer que se cometieron graves errores de juicio y fallo de dirección.

Benedicto XVI expresa su "gran preocupación" por lo ocurrido y manifiesta estar "profundamente consternado" por los abusos de niños y jóvenes "indefensos" por parte de sacerdotes.

Asegura a los católicos irlandeses que comparte "la desazón y el sentimiento de traición" que muchos de ellos experimentaron al enterarse de "esos actos pecaminosos y criminales y del modo en que fueron afrontados por las autoridades de la Iglesia en Irlanda".

"Expreso abiertamente la vergüenza y el remordimiento que sentimos todos".

Perdón a las víctimas

El Papa asegura en su carta que sabe que las víctimas han sufrido dolorosamente y que nada puede borrar el mal que han soportado.

"Es comprensible que os sea difícil perdonar o reconciliaros con la Iglesia. En su nombre, expreso abiertamente la vergüenza y el remordimiento que sentimos todos", afirma el Papa, que les pide perdón.

Vergüenza por los curas pederastas

"Habéis perdido la estima de la gente de Irlanda y arrojado vergüenza y deshonor sobre vuestros semejantes. Junto con el inmenso daño causado a las víctimas, un daño enorme se ha hecho a la Iglesia y a la percepción pública del sacerdocio y de la vida religiosa", escribe el Papa dirigiéndose a los sacerdotes y religiosos que han abusado de niños, a quienes ha instado a responder "ante Dios y los tribunales".

Benedicto XVI les exhorta a examinar sus conciencias y a "asumir la responsabilidad" por lo cometido.

...y bronca a los prelados

A los obispos les señala que "no se puede negar" que algunos de ellos han fracasado "a veces lamentablemente", a la hora de aplicar las normas del derecho canónico sobre los delitos de abusos de niños y les pide que colaboren con la justicia.

La carta a los católicos irlandeses la ha escrito tras conocer dos informes oficiales -el Informe Ryan y el Informe Murphy- que desvelaron que durante décadas centenares de niños irlandeses sufrieron abusos sexuales por parte de sacerdotes en ese país, sobre todo en la archidiócesis de Dublín desde 1975 a 2004

 

Reacción esperada

La carta de Ratzinger se esperaba tras reunirse en varias ocasiones con los obispos irlandeses para tratar los escándalos de los abusos sexuales. Unos casos que además de afectar a la iglesia han llegado incluso a salpicar al propio Benedicto XVI, tras publicarse que cuando era arzobispo de Múnich y Freising (Alemania) autorizó que un cura con antecedentes de pederastia y que había sido expulsado por eso del obispado de la ciudad alemana de Essen, hiciera labor pastoral en la capital bávara.

También su hermano, Georg Ratzinger, reconoció haber comentido "abusos físicos" y pidió perdón por ello.

Noticias Relacionadas